Este payasito ya no puede sonreir

  • Prensa OEM
  • en Policía

Antonio De Marcelo Esquivel

Martín Eliseo Rodríguez es un payasito que se gana la vida al llevar felicidad a los niños en fiestas y escuelas; pero contrario a su máscara maquillaje colorido el no puede sonreir, se nota triste y deambula por su colonia porque se llevaron a su hija.

A la menor no se la llevó una pandilla, fue su mamá biológica quien simplemente decidió jugarle una mala pasada y no regresar a la menor como lo había firmado ante un juez.

La historia fue contada por el propio payasito “Chispín” quien explicó que hace tres años se separó de la mamá de su hija y luego de un año de peleas judiciales logró que un juez le diera la guarda y custodia temporal de la menor, mientras que la madre podría verla todos los domingos entre las 10:00 y 17:00, para lo cual podría recogerla en el domicilio de Magdalena Contreras, del que es vecina, pues ambos viven en la misma calle y en casas contiguas.

Esta pelea por la custodia de la menor ha llevado a las familias a enfrentarse a golpes, aunque la del Payasito ha llevado la peor parte por ser menos integrantes; e incluso un juez ya impuso como media cautelar que no deben acercarse una a la otra, lo que no ha impedido otros enfrentamientos.

El pasado domingo 3 de marzo la mamá de la niña acudió a recogerla como siempre, pero al contrario de otros domingos, por la tarde quien llamó a Martín Eliseo fue una mujer de la asociación “Niños con Mapa”, para indicarle que habían rescatado a su hija y que se presentara en el Juzgado 20 de lo familiar.

Al acudir la funcionaria que los atendió, Juana Erika Ordoñez Salazar, ordenó que la niña fuera entregada a su mamá, sin valorar detalles como el trato que el padre le da a la menor, la asistencia a la escuela y el deseo de la menor.

Será hasta el día 15 de marzo cuando emita una resolución; en tanto que la mamá, dice este acusante, no ha llevado a la menor a sus clases.

Cabe señalar que las madres de familia de la escuela se han sumado en apoyo de este payaso, porque conocen su trato con la hija, con otros menores y su manera honesta de ganarse la vida

Este caso está en el juzgado 20 de lo familiar secretaría A, con número de expediente 265/2017 oficio 1297.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Miles acudieron al miercoles de ceniza, recordaron que eres polvo y en polvo te convertirás