Rescata la policía a mujer que era obligada a prostituirse a cambio de ver a su bebé

  • admin
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

OEM en línea

México.- Derivado de una denuncia anónima, así como de las labores de inteligencia y campo de la Policía de Investigación (PDI), la Procuraduría General de Justicia capitalina capturó y ejerció acción penal contra David Cabildo Corona como probable responsable del delito de trata de personas en agravio de su pareja sentimental, a quien explotaba sexualmente en diversos hoteles y zonas de tolerancia de los estados de San Luis Potosí, Puebla y la Ciudad de México, y le exigía la entrega de una cuota para poder ver al hijo de ambos. El imputado fue remitido ante el Juez Penal en turno del Reclusorio Preventivo Varonil Oriente.

De acuerdo con los datos asentados en el expediente, el pasado 11 de abril, la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas fue notificada sobre la explotación sexual de una joven en las inmediaciones de La Merced en la capital del país.

La Policía de Investigación (PDI) inició las diligencias correspondientes que derivaron en la testimonial de una persona que proporcionó información acerca de la víctima, el modo de operar del inculpado y los datos sobre su posible localización.

Como resultado de estas acciones, se rescató a la afectada, quien en su declaración ministerial indicó que conoció a su agresor a finales de 2011 en su natal Tabasco, donde vivía en situación precaria, hecho por el cual éste se ofreció a ayudarla económicamente y la trasladó a Tenancingo, Tlaxcala, donde aceptó ser su pareja sentimental.

Después de un mes de vivir juntos, el inculpado le comentó que tenía fuertes deudas económicas y le pidió lo ayudara. La pareja se trasladó a la Ciudad de México en donde David Cabildo Corona la obligó a prostituirse en la zona de La Merced, situación que se replicó durante todo 2012.

En 2013, Cabildo Corona la llevó a San Luis Potosí donde, a través de agresiones físicas, la forzó nuevamente a ejercer el sexo servicio, por lo que resultó embarazada. El inculpado la obligó a abortar y la trasladó a Izucar de Matamoros, Puebla, donde quedó nuevamente encinta del agresor.

A principios de 2014, la pareja y el hijo de ambos se trasladaron a la Ciudad de México, donde la ofendida fue explotada sexualmente en las calles Topacio, San Pablo y Sullivan, además de ser obligada a entregarle a su pareja semanalmente una fuerte cantidad de dinero a cambio de ver a su bebé, el cual se llevó a San Pablo del Monte, Tlaxcala, de donde es originario.

El acusado la golpeaba si no lograba reunir la cuota que le exigía, lo que provocó que la joven lo denunciara ante el Ministerio Público que, además, recabó el testimonio de otras dos personas que estuvieron en contacto con la agraviada.

Tras localizar al probable agresor, personal ministerial y de la PDI, mediante un oficio de colaboración, se trasladaron a Tlaxcala y Puebla para detener al imputado y recuperar al menor, el cual fue entregado a su madre. Previo a su captura, el probable responsable había enviado innumerables mensajes a la familia de la agraviada amenazándolos de muerte.

El 16 de mayo pasado David Cabildo Corona fue capturado en Puebla y trasladado a la Ciudad de México donde quedó a disposición del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas de la capital, que tras reunir los elementos de prueba lo consignó.

La víctima recibió apoyo psicológico, médico y orientación jurídica por parte de la Subprocuraduría de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad. Asimismo fue canalizada, junto con su bebé, a un refugio para su atención y protección.

Esta información se emite en términos del Artículo 11 de la Ley de Protección de Datos Personales para la Ciudad de México.

El presentado tiene el carácter de probable responsable, lo que no implica una sanción penal hasta que lo determine la autoridad jurisdiccional.

La Procuraduría General de Justicia capitalina exhorta a la ciudadanía que haya sido víctima de este ilícito, lo denuncie ante la Fiscalía Central de Investigación Para la Atención del Delito de Trata de Personas, al teléfono 5345 8110 o al correo electrónico jbautistar@pgjdf.gob.mx