Golpes, arañazos y gas pimienta a familia en Aurrerá por pelea con cajera

Foto: Especial

Golpes, arañazos y gas pimienta a familia en Aurrerá por pelea con cajera

  • Prensa OEM
  • en Policía

Por Sergio PÉREZ

Una familia, denunció a empleados de seguridad, al gerente y una cajera de la bodega Aurrerá de la Unidad Infonavit Iztacalco, por la golpiza mezclada con gas lacrimógeno que les dieron, por una discusión surgida entre una cajera y una mujer de la tercera edad, porque la tarjeta con la que iba a pagar “no pasaba”, lo que desencadenó la trifulca. Los afectados y heridos que denunciaron que acudieron al Ministerio Público a levantar una carpeta de investigación.

Una de las afectadas, Jacqueline Campos, señaló a LA PRENSA, que el pasado domingo, acudió con su madre y demás familiares, entre ellos sus hijos menores de edad, a la bodega Aurrerá ubicada en la colonia Infonavit Iztacalco en la calle de Apatlaco a las 18:00 horas.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Se empezará a sentir este martes la crisis de agua en Iztapalapa

“La señorita de la caja me decía que no pasaba mi tarjeta, por lo que me retiré de la caja para checar que pasaba, y al consultar me dijeron que sí tenía saldo.

“Regresé a la misma caja a pedir mis cosas que había comprado y al decirle a la cajera que por favor me atendiera, porque mi tarjeta sí tenía saldo, me ignoró y llamó a una supervisora para comentarle él asunto.

“La supervisora muy prepotente nos dijo que no podía hacer nada, que regresaramos mañana y nos aventó la tarjeta, por lo que en ese momento mi mamá le dijo que nos atendiera y no se portara grosera, ya que estaba ahí para solucionar los problemas, y ella empezó a ofender a mi mamá con palabras altisonantes”.

La quejosa agregó que “se puso enfrente de su mamá y que empezó a discutir, registrándose empujones y nos empezamos a pelear.

“Mi cuñada trató de separarnos, y en eso llegó un hombre al parecer el gerente de la bodega Aurrerá y le comenzó a pegar a mi cuñada, y cuando mi hermano trató de defenderla, llegaron cuatro vigilantes directo a golpearnos.

“No les importo que yo trajera cargando a mi bebe de 1 año de edad, mi otro hijo de 4 y dos sobrinos de 8 y 10 años de edad; nos echaron gas pimienta directo en los ojos, por lo que mi mamá se desmayó, ya que se le fue la respiración”, acusó.