Los “monstruos” de Ecatepec son originarios de Lázaro Cárdenas

La pareja de presuntos asesinos son originarios de Lázaro Cárdenas.//Foto: Especial

Los “monstruos” de Ecatepec son originarios de Lázaro Cárdenas

  • La Prensa
  • en Policía

Por Rafael Pineda

Lázaro Cárdenas, Mich. (OEM Infomex).- Gran conmoción ha causado la noticia a nivel nacional sobre los homicidios en Ecatepec, Estado de México donde los imputados Juan Carlos H., de 33 años y Patricia M., de 38 años fueron capturados por las autoridades cuando transportaban a bordo de una carreola restos humanos, los cuales se dirigían a tirar un lote baldío.

Tras estos hechos se desató una investigación donde se logró establecer por parte de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México que ambas personas habían participado en el homicidio de tres mujeres de nombre Arlet Samanta Olguín H., de 22 años de edad, Evelyn R., de 29 años de edad y Nancy Noemí H., de 28 años de edad desaparecidas entre el mes de abril y septiembre de este año.

Lee también: Hizo pozole a sus víctimas

En su declaración ambos detenidos señalaron haber realizado varios homicidios de mujeres en el municipio de Ecatepec por lo que se les conoce hoy en día como “Los Monstruos de Ecatepec”.

Ambos detenidos son originarios de Ciudad Lázaro Cárdenas Michoacán donde nacieron el en el año de 1985 y ella en el año de 1980.

Lee también: ¡Que nunca salga de la cárcel! piden en audiencia del “Carnicero de Ecatepec”

Juan Carlos quien tuviera varios empleos de los cuales duraba poco en un tiempo estuvo adscrito a las Fuerzas Armadas en el Ejército Mexicano para después abandonar esta profesión y dedicarse como pepenador, vendedor de ropa y mesero en un bar, posteriormente en una cantina conoció a su cómplice Patricia.

Cabe destacar que hasta el momento se desconoce si la fiscalía de Michoacán colabora en coordinación con la fiscalía del Estado de México para las indagatorias sobre la vida de estos dos sujetos originarios de Lazaro Cardenas en este Estado de Michoacán.

TE PUEDE INTERESAR

Golpeaba a su hijo 200 veces con un cinturón