Balacera en tianguis de Chicoloapan deja cinco muertos

Foto: Especial

Balacera en tianguis de Chicoloapan deja cinco muertos

  • La Prensa
  • en Policía

La Prensa en Línea

NOEL F. ALVARADO

SAN VICENTE CHICOLOAPAN, Méx., 7 de octubre.- Una nueva masacre por un ajuste de cuentas, fue escenificada en medio de un tianguis, donde hombres encapuchados y fuertemente armados dispararon y asesinaron a cinco comerciantes de tenis y otros artículos, entre ellos, una mujer, presuntamente porque se oponían al pago del derecho de piso.

Comerciantes, hombres, mujeres y niños que realizaban compras vivieron momentos de pavor y mientras que unos se tiraron al piso pecho tierra, otros corrieron para evitar ser alcanzados por las balas. Los sicarios escaparon.

Esta masacre ocurrió la mañana de este domingo en el tianguis que se ubica a la altura del kilómetro 27.5 de la carretera México-Texcoco, dentro de la Colonia Revolución, entre la Avenida Francisco I. Madero y la calle Francisco Villa, en este municipio.

Los sicarios encapuchados escaparon, por lo que siguen siendo buscados por las policías municipal, de la Secretaría de Seguridad del Estado de México y agentes de investigación de la Fiscalía General de Justicia de la entidad mexiquense. Tras el quíntuple asesinato, se implementó un operativo en una amplia zona; sin embargo, no se logró la captura de los sicarios.

Algunos testigos sólo dijeron a la policía que eran varios hombres armados que se cubrían el rostro con pasamontañas negros y que al acercarse a los vendedores que ya habían instalado sus puestos y colocaban su mercancía, les dispararon con armas de fuego, para luego escapar.

De acuerdo con las primeras investigaciones de las policías del Estado de México, este quíntuple asesinato fue cometido porque los comerciantes se negaron al pago de derecho de piso, debido a que fue un ataque directo.

Cuatro de los cinco comerciantes del tianguis acribillados y asesinados fueron ya identificados como Ramiro Galindo, de 54 años; María R., de 56 años; Mario Albergó, 26 años y Ramiro G., de 34 años.

Las primeras investigaciones de las policías municipal y de la Secretaría de Seguridad del Estado de México, alrededor de las 8:00 horas de este domingo, los comerciantes de ese tianguis terminaban de colocar sus puestos para la venta del día.

En esos momentos, los propietarios de varios puestos de venta de tenis tenían ya todo listo para la venta del calzado, cuando repentinamente llegaron varios hombres armados que se cubrían el rostro con pasamontañas color negro.

Ese grupo de hombres armados, se dirigieron a los comerciantes de venta de tenis y otros artículos deportivos y sin mediar palabra les dispararon con potentes armas de fuego. Las balas se alojaron en los cuerpos de cuatro hombres y una mujer, los cuales cayeron mortalmente heridos en el piso.

Pese a que los cuerpos estaban inmóviles y bañados en sangre en el pavimento, los sicarios continuaron accionando sus armas. Luego de ello corrieron y tras abordar un automóvil escaparon a toda velocidad.

En medio de la confusión, comerciantes y algunos clientes que ya empezaban a recorrer el tianguis, corrieron despavoridos, en tanto que otros se tiraron al piso para evitar ser alcanzados por alguna bala perdida. Otros eran presa de crisis nerviosa, en tanto que otros más cayeron en un mar de lágrimas, en tanto que los que estaban cerca de los cuatro hombres y una mujer acribillados, se quedaron atónitos al presenciar la forma en que eran ultimados a balazos.

Ya cuando los sicarios huyeron del lugar, los mismos comerciantes de ese tianguis pidieron la intervención de personal de los cuerpos de socorro y de la policía. Ahí, sobre el piso húmedo de la mañana y frío quedaron los cuerpos inertes de esas cinco personas agredidas a balazos; todos presentaban varias heridas de arma de fuego en diferentes partes del cuerpo.

Nada pudieron hacer los paramédicos y personal de Protección Civil, debido a que cuando revisaron los cuerpos de estas cinco personas, diagnosticaron que ya habían dejado de existir a consecuencia de las heridas de proyectil de arma de fuego.

El escenario fue acordonado por policías, en tanto que peritos y el Ministerio Público se dieron a la tarea de realizar la inspección ocular. Una vez que recogieron toda evidencia que los lleve al esclarecimiento de este crimen, los cadáveres fueron trasladados al anfiteatro de la Fiscalía de Homicidios, donde se acumulan más asesinatos sin aclarar, debido a la ineficacia del encargado de esa área.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE PUEDE INTERESAR 

“Las mataba porque odio a todas las mujeres”