Enrique Metinides, la muerte a través de una cámara

Ha visto de todo, desde choques de aviones, autos y camiones hasta asesinatos pasionales, fuegos y explosiones

Enrique Metinides, la muerte a través de una cámara

Andrea Pérez y Sandra Lucía Moreno

México es de los pocos países que cubre la fuente policiaca en todos sus matices, el crimen pasional, el asalto y accidentes de todo tipo son los que se ven a diario desde hace noventa años en las páginas de La Prensa.

Enrique Metinides

Empezó a los 11 años con una cámara Brownie y se siguió de largo

Enrique Metinides fue el pionero en hacer fotografía de nota roja y gracias a él surgió la idea de los once y de las claves que actualmente la Cruz Roja usa para comunicar e identificar las emergencias.

Metinides revolucionó la manera de cubrir la fuente policiaca, su estilo fue adoptado por los reporteros y fotógrafos de la época. En los años 70 los únicos que utilizaban claves para reportar las emergencias era la Policía Federal de Caminos, la Cruz Roja no tenía códigos y la noticia de una muerte era impactante para el público y los familiares del herido o víctima.

“Estábamos en un accidente de un niño atropellado que había fallecido y cuando el socorrista dio la noticia de que había muerto, una señora que estaba cerca se desmayó de la impresión” dijo al resaltar que a raíz de este evento surgió la idea de que la Cruz Roja tuviera una comunicación codificada y ágil.

Aunque parecía complejo, en realidad crear las claves para Metinides fue algo muy sencillo, ya que se guío por pruebas de sonido y utilizaba las palabras que mejor quedaron con el tipo de emergencia, así surgieron las 75 claves que hasta hoy utiliza la institución que desde 1910 presta auxilio a la población que se encuentre en riesgo.

Lee también: “El Güero” Téllez Vargas: cuando el país se horrorizaba desde su inocencia

“En una ocasión un paramédico me preguntó que cómo podríamos saber si el accidente fue grave o se trataba de alguna persona quemada y le dije que para no complicarnos 5 era una persona herida más la primera letra de la palabra que era Q”.

Podría pensarse que existe una historia extraordinaria detrás del apodo de los once, para los reporteros y fotógrafos de policía, pero de acuerdo con Metinides, el once fue un número que se le ocurrió para identificar a la gente de prensa en la Cruz Roja.

Enrique Metinides, apodado como “El Niño”, inició su carrera desde los nueve años, inspirado en las películas de gánster, decidió salir a las calles a inmortalizar los accidentes que acontecían en la ciudad. Fue entonces cuando Antonio Velázquez “El Indio”, fotógrafo de La Prensa le llamó la atención que un menor con cámara en mano retratara lo que sucedía y lo invitó a colaborar en el periódico.

“Gracias a un accidente que ocurrió en San Cosme, el fotógrafo Antonio Velázquez se acercó a mí, y me dijo que visitara la redacción del periódico para mostrarle las fotografías que había tomado”.

La historia de Metinides como fotógrafo comenzó y sus imágenes llegaron a ser la primera plana del periódico.

Un electricista muerto

Un electricista muerto

“A los 11 años estaba en la estación de bomberos esperando que ocurriera alguna emergencia, cuando sucedía, me iba con ellos, me subían en sus hombros para que pudiera tomar la fotografía y salieran en la portada”

Te puede gustar: Ser un once; el reto de ser un reportero gráfico

La gran oportunidad se presentó cuando a Enrique con tan sólo doce años le ofrecieron que estuviera de planta en la Cruz Roja para retratar todos los accidentes de la Ciudad de México.

“Fui el primer fotógrafo de toda la república mexicana en estar de planta en la Cruz Roja y para poder subirme a la ambulancia me capacitaron y me dieron mi credencial de socorrista.”

Metinides

Una señora con un ataúd bajo el brazo para enterrar a su hijo de tres años era parte de su día a día

Su amplia experiencia en el campo policiaco hizo que su trabajo marcara un antes y un después en la forma de reportear y fotografiar los hechos de esta fuente, los periódicos comenzaron a imitar su trabajo, la nota policiaca como él afirma que en realidad se llama, tuvo una época de oro.

Actualmente Enrique Metinides está retirado, sin embargo, no pasa un día que no recuerde sus andanzas en el campo de batalla, el considera que tiene más vidas que un gato y asegura que su edad real es de 133 años, por los 19 accidentes que sufrió durante su carrera y las siete vidas que según, tienen los felinos.

La PRENSA CUMPLE 90 AÑOS