Fulminante infarto lo mandó a dormir al más allá

Foto: Luis Barrera

Fulminante infarto lo mandó a dormir al más allá

  • La Prensa
  • en Policía

Por: Arianna Alfaro / GB

Ciudad de México.- Presa de las inclemencias del clima y la vida en las calles, Cesáreo no resistió más y se despidió de esa vida postrado en una silla de plástico, frente a una tienda de autoservicio ubicada en la Calle Henry Ford en la Colonia Guadalupe Tepeyac dentro de la Delegación Gustavo A. Madero.

El hallazgo fue reportado por vecinos, quienes tenían por costumbre saludar al adulto mayor o proporcionarle alimentos durante su estancia por esa zona, en la que contó con la estima de varios colonos.

Al llamarle por su nombre, el abuelito no respondió, por lo que citaron a los servicios de emergencia para verificar su estado de salud o trasladarlo a recibir atención médica, sin embargo, paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) diagnosticaron su muerte por infarto.

El cadáver quedó junto a sus pertenencias, a un costado de la silla, cubiertas por una lona azul con la que también se guarecía de la lluvia, bajo el resguardo de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP-CDMX) a la espera de peritos para retirar el cuerpo.

Entre los vecinos que conocían a Cesáreo, comentaron que su esposa y él vivían en situación vulnerable, pero a ella, tenían varios días de no verla en la zona donde Cesáreo vivió solo sus últimos momentos.

El cuerpo del viejito fue trasladado al anfiteatro de la demarcación donde se podrá reclamar el cuerpo antes de que lo lleven a la fosa común.

Foto: Jaime Llera

Lee también:  Hallan en el Metro Salto del Agua posibles pruebas de un asesinato

Según declaraciones de los uniformados, el adulto mayor estaba sentado, a sus pies tenía una cobija y a su espalda su casita de cartón con sus pertenencias.

Foto: Jaime Llera

 

TE PUEDE INTERESAR

(Video) ¡Los detalles de la captura de “El Betito” líder de la Unión de Tepito!