¡Golpiza mortal!

Foto: Luis Barrera

¡Golpiza mortal!

  • La Prensa
  • en Policía

La Prensa en Línea

Arianna Alfaro

 

Los comerciantes de una cremería, ubicada dentro del Mercado de Coyoacán, ayer no tuvieron humor para las negativas del “Richard”, que no los dejó estacionarse para descargar su mercancía. Fue entonces que se hicieron de palabras y de éstas pasaron a los golpes hasta que, acalorados y entre una navaja y una pistola, todo terminó en tragedia con la vida del viene-viene.

 

El “Richard” se abalanzó, navaja en mano con la que hirió a uno de los vendedores de la miscelánea del citado mercado, en medio del frío y la calle semidesolada a las 9:00 horas. Antes tuvieron la acostumbrada discusión por el lugar de estacionamiento, pero ayer martes ambas partes amanecieron con ganas de pelea. El comerciante lesionado ingresó a su local por un arma de fuego con la que puso fin a la añeja discusión con el cuidador de autos, que terminó en el piso.

 

Los “oaxacos”, como eran conocidos los despachadores del local de quesos dentro del mercado, se dieron a la fuga al ver el cuerpo tendido de su víctima, por lo que dejaron el auto del que no terminaron de sacar la mercancía, así como su local abierto adentro.

 

Ninguno de los pocos presentes pudo hacer algo para detenerlos en los alrededores del inmueble, ubicado sobre la calle Ignacio Allende, entre Xicoténcatl y Malintzin en la Colonia Del Carmen.

 

Una llamada alertó a las autoridades sobre lo ocurrido, por lo que se apersonaron en el sitio para intentar salvar la vida del viene-viene de 52 años, pero los paramédicos no hicieron más que diagnosticar su falta de pulso debido a los balazos que recibió de sus agresores, uno de ellos en el tórax.

 

Los pocos locatarios, dispuestos a montar sus negocios en el exterior del mercado, se percataron de la riña, pero nada pudieron hacer, ya que tenían pleito casado por estacionarse frente al mercado en los espacios que controlaba, a quien llamaban “El Richard”, según expresó uno de los curiosos, conocido de ambos.

 

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP CDMX) se dieron a la tarea de acordonar la zona, así como el negocio de los fugitivos, para dar paso a los agentes ministeriales que recabaron evidencias en el lugar de los hechos.

 

Entre llantos, familiares y amigos de “Richard” quedaron a la espera de que servidores del Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) llevaran a cabo el levantamiento del cuerpo, para su traslado, a fin de realizar las pruebas de ley y, posteriormente, regresar el cadáver a sus seres queridos.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE PUEDE INTERESAR 

Motīn en el penal de las Flores