Ajusticiados junto a módulo de policía

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Álvaro Velázquez

ECATEPEC, Méx.,  1 3 de febrero.- Dos hombres de entre 20 y 35 años de edad fueron ejecutados de sendos balazos en la cabeza por un grupo de delincuentes que los sorprendieron cuando caminaban sobre un camellón frente a un deportivo y cerca de un módulo de policía, que al tenerlos a la vista descendieron de un automóvil para ajusticiarlos.

Consumado el asesinato, los homicidas –que a decir de la policía al parecer actuaron en una venganza de presuntos mafiosos- rápidamente subieron a su vehículo para darse a la fuga y perderse entre las calles del lugar, sin que hasta el momento se sepa nada de su identidad y posible paradero.

         Los hechos –que costaron la vida de estos dos hombres, hasta el momento desconocidos, se registraron minutos antes de las 20:00 horas de este martes, en la esquina de la avenida Adolfo López Mateos y la calle de Durango, en la Colonia El Chamizal, muy cerca de un módulo de la Policía Municipal.

         Autoridades policiacas informaron que, de acuerdo a las versiones que dieron algunos testigos, los ahora occisos caminaban con toda normalidad por la zona, cuando varios sujetos que viajaban en un automóvil de características desconocidas, bajaron de la unidad y sin darles tiempo de nada los ejecutaron de sendos balazos en la cabeza.

         Los mismos testigos que afirmaron desconocer a los occisos, dijeron que después de que estos cayeron instantáneamente muertos, casi juntos, sobre el camellón, los homicidas subieron a su automóvil para darse a la fuga, antes de que la policía llegara y los detuviera.

         Al tomar conocimiento de los hechos, policías estatales y municipales se presentaron en el lugar y al conformar la muerte de estos dos hombres acordonaron toda la zona y pidieron la intervención del Ministerio Público para que diera fe de los hechos, al tiempo que implementaron un operativo por toda la zona, a fin de ubicar y detener a los homicidas, pero no tuvieron suerte, pues escaparon sin dejar pistas de su paradero.

         Durante las primeras inspecciones oculares que se practicaron en el lugar, el Ministerio Público informó que los occisos quedaron tendidos boca abajo sobre el camellón, casi juntos y que ambos presentaban sendos balazos en la cabeza, al parecer de una pistola calibre .380, pues junto a los cuerpos encontraron dos casquillos percutidos de dicha arma.

         Mientras que por estos hechos el Ministerio Público dio inicio a la carpeta de Investigación correspondiente por el delito de homicidio, policías Ministeriales aseguraron que en un intento por aclarar el doble crimen y lograr la identificación y captura de los responsables, que ya iniciaron con sus trabajos policiacos y ahora solo se espera que en verdad trabajen y resuelvan este nuevo hecho de violencia y sangre en el Estado de México.