Juez exonera al ex gobernador de Sonora por lavado de dinero y defraudación fiscal

  • La Prensa
  • en Policía

 

Noel F. Alvarado.

El ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías fue exonerado por los delitos de lavado de dinero y defraudación fiscal, delitos de los que fue señalado de haber cometido en el 2015, por un monto superior a los 8.8 millones de dólares. Ante tal situación, ahora solo debe esperar si continúa o no, el proceso por otra imputación también por lavado de dinero por más de 10 millones de pesos.

Fue el Juez Décimo Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales de la Ciudad de México, Guillermo Urbina Tanús, el que dictó la libertad por defraudación fiscal y lavado al ex Gobernador de Sonora, al estimar que la acusación carece de elementos e incumple con las formalidades legales, informaron funcionarios del Poder Judicial de la Federación.

Desde el pasado 12 de diciembre del año pasado, el impartidor de justicia Guillermo Urbina ya había cancelado el delito de lavado de dinero en la misma causa penal, en cumplimiento a una sentencia de amparo dictada por el Décimo Tribunal Colegiado Penal.

Su determinación fue invalidada y el juez obligado a pronunciarse de nueva cuenta por los dos delitos, debido a que esa primera resolución no se apegaba debidamente a los lineamientos establecidos en la sentencia de amparo.

En el juicio de garantías concedido al sonorense se condicionó al juez Urbina para dictar la formal prisión por lavado sólo en caso de que la acusación de la PGR estuviera precedida de una querella; mientras que en el caso de la defraudación fiscal, tenía que existir precedente de una auditoría del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Debido a que ninguno de los dos requisitos de procedibilidad fueron cubiertos y, además, Padrés presentó una serie de documentos para acreditar que había pagado y no debía impuestos del ejercicio fiscal 2015, el juez dictó la libertad a su favor por los dos delitos.