Karen, salió de su domicilio con rumbo a CU para recoger su título, pero ya no llegó

El crimen de la enfermera podría ser pasional: autoridades policiales

  • La Prensa
  • en Policía

Karen, salió de su domicilio con rumbo a CU para recoger su título, pero ya no llegó

Por: Arianna Alfaro

Ciudad de México.- Es posible que alguien pagara por ver muerta Karen Hernández, la joven enfermera cuyo cuerpo sin vida fue hallado el pasado 7 febrero a las 7 de la mañana sobre Av. Luis Yuren esquina con Andador 24.

Gerardo Méndez, tío de la víctima, fue el primero en ser alertado sobre el suceso, por lo que se dirigió al lugar de los hechos para identificar a su sobrina y después dar parte al resto de la familia, entre ellos, a la madre y hermana de Karen.

Según la línea de investigación de las autoridades, podría tratarse de un crimen pasional, ya que la joven enfermera de 27 años, quien dedicaba gran parte de su tiempo en el hospital Instituto Roosvelt en el área de Enfermería y que se desempeñaba como jefa de vinculación del mismo departamento, ese día Karen, salió de su domicilio con rumbo a ciudad Universitaria para recoger su título, pero ya no llegó.

Las declaraciones de la madre, María Guadalupe, la enfermera no tenía enemigos, tenía una vida tranquila y llevaba 17 años viviendo sobre Av. Luis Yuren, donde era conocida y estimada por varios de sus vecinos.

Tanto Raúl, exnovio de la fallecida, como Lucio, acudieron a rendir su declaración sobre las últimas informaciones que tenían sobre ella, por lo que sólo queda encontrar la última pieza, según los avances de la investigación, Daniel “N”, un joven con el que también se relacionó sentimentalmente KAREN.

Lucio, la última pareja de la enfermera, atestiguó que estaba al tanto de la existencia de Raúl, de quien Karen se refirió positivamente y con que dejó la relación en buenos términos. Asimismo, supo Daniel “N”, un ex que le marcaba para salir y que la buscó en su trabajo para “armarle un desmadre” refirió el doliente novio.

El reporte de las autoridades revela que se realizó un amplio recorrido para recorrer las inmediaciones y localizar cámaras probadas de circuito cerrado, así como la cámara de seguridad C-5 de la Secretaría de Seguridad Pública con el número de ID-16. A través de las imágenes, detectaron a las 06:55:38, un vehículo blanco que permanece estacionado y a un sujeto con vestimentas oscuras y franjas blancas, gorra de beisbol, pero se pierden de la visibilidad debido a un árbol.

La investigación sigue abierta para esclarecer el crimen y dar con los responsables. Asimismo, sobre los dos testigos, ninguno de ellos cuenta con antecedentes penales.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem