Tras la muerte de su patrón un mecánico en Toluca, pretendía quedarse con el taller 

  • La Prensa
  • en Policía

La Prensa en línea
Toluca, Edoméx.- Un ayudante de mecánico intento apoderarse del taller automotriz donde trabajaba, así como de la casa del qué fuera su patrón después de qué esté falleciera.
Los hechos se suscitaron el pasado 26 de noviembre del 2017 cuando Alfonso Flores Yáñez, mejor conocido como “El maestro Poncho” tras 40 largos años en el oficio de la mecánica automotriz, falleció tras un supuesto infarto, al interior de su domicilio ubicado en la calle de Cuahutémoc número “500”, colonia La Magdalena, barrio de San Salvador, en el poblado de San Cristóbal Huichochitlán, Estado de México.
Testigos señalaron qué alrededor de las 14:00 horas de aquel 26 de noviembre, el cuerpo de “El maestro Poncho” fue sacado a escondidas por varias personas ajenas a la familia, entre ellos estaban el qué fuera su ayudante de nombre Miguel Ángel Denova Reza y su esposa, Guadalupe Zacarías, sin que estos notificarán al comisario ejidal del deceso como es la costumbre en el pueblo, ni tampoco a los familiares del difunto, por lo que una de las sobrinas del fallecido, fue avisada por varios vecinos qué se percataron del movimiento, la cual increpó a la pareja cuando salían de la propiedad, negando rotundamente los hechos.

Horas más tarde varios familiares fueron notificados de la muerte; así como del lugar donde sería velado el cuerpo, ya que personal de la agencia funeraria indicó que Denova Reza se hizo pasar como sobrino de Flores Yáñez, desconociendo qué solo se trataba de un trabajador del finado.
Ya en el funeral varios de los asistentes se percataron de ciertas irregularidades, ya qué no había un documento en el cual alguna autoridad competente hubiese dado fe de los hechos, ni tampoco que se le hubiera practicado al cadáver la necropsia de rigor, por lo que solo se apreciaba una hoja con la firma de un supuesto médico, el cual certificaba la muerte por un “infarto al miocardio” levantando aún más las sospechas de qué algo no estaba bien.
Una vez pasado el duelo, los familiares fueron notificados por un”abogado” que existía un testamento, el cual extrañamente nombraba a Denova Reza como heredero universal de todos sus bienes de Flores Yáñez.
Ante la noticia, la familia exigió al abogado los documentos correspondientes para verificar su autenticidad, entregándoles solo algunas copias; las cuales fueron cotejadas con autoridades ejidales del pueblo de San Cristóbal Huichochitlán y de la Procuraduría Agraria, desconociendo que ahí se hubiese realizado algún trámite de esa índole.
Por lo que en días pasados, al no obtener una respuesta clara y concisa por parte de Denova Reza y su esposa, decidieron ingresar al inmueble percatandose que mucha de la herramienta que se utilizaba para la compostura de los vehículos, la cual tenía un costo aproximado de un millón de pesos, así como diversos objetos de valor qué se encontraban al interior de la casa entre ellas las escrituras y otros documentos importantes habían desaparecido misteriosamente; percatandose también qué en el lugar donde dormía el finado había manchas de sangre, las cuales se apreciaba claramente que las intentaron borrar.
Cabe destacar que varios vehículos qué se encontraban en el taller y qué por ende, tenían que ser entregados a sus propietarios por Denova Reza les hacían falta algunas piezas, encontrando también los restos de un perro, el cual se encontraba amarrado y había muerto de hambre y sed, y otro más a punto de correr con la misma suerte, mismo que logro ser rescatado.
Ante todas estas irregularidades y a sabiendas de qué el único qué tenía llaves de la casa y acceso al taller era Miguel Ángel y su esposa, la familia del occiso acudió a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) con sede en Toluca; para interponer una denuncia en contra de quien o quienes resulten responsables.
Quedando asentados estos hechos en la averiguación previa: TOL/TOL/CET/1107/018745/18/01. Por lo qué serán las autoridades competentes, las encargadas de realizar las investigaciones pertinentes, para el esclarecimiento de éstos hechos.