¡Adiós angelitos!

Foto: Especial

¡Adiós angelitos!

  • La Prensa
  • en Policía

POR LUCIANO TAPIA GARCÍA

VALLE DE CHALCO, MÉX. -(OEM-INFORMEX) Familiares, mamás, amiguitos y vecinos les dieron el a Dios en el panteón municipal de San Miguel Xico a la niña Emily Lizet y Jesús Javier de 4 y dos años que murieron calcinados en el interior de la vivienda en Oriente 44, colonia Providencia en donde quedaron atrapados por el fuego.

 

Los féretros que fueron trasladas en una carrosa, fueron bajadas para quedar sepultados en una misma fosa, ahí sus mamás, las hermanas Rosa María e Irene López lanzaron una rosa blanca en medio del llanto, seguido de los aplausos de los presentes.

 

Ahí, el grupo norteño Los Campiranos que canto en tres ocasiones la canción a Dios Ángel Mio invadió en llanto a los asistentes, mientras que otros decían que el descuido de los papás y mamás, de dejarlos encerrados con candados había cobrado una desgracia más, las víctimas, una niña de 4 y un niño de dos años, eran primos.

 

Don Pedro, tío de los pequeños que regreso de Pinotepa, Oaxaca de sepultar su papá, expreso que la tragedia cambiara la vida a su familia, las vecinas, por su parte, indicaron que casi siempre dejaban encerrados a los pequeños, sus mamás estaban dedicadas a la vendimia, y que a la hora de la tragedia los habían dejado encerrados.

 

A las 17:58 horas cuando el sol de ocultaba del Cerro de Xico, los féretros quedan en la tercera sección del camposanto, sobre la tumba se colocaron flores blancas, ahí quedaran para siempre los restos de Emily Lizet y Jesús Javier, eran alegres, cuando salían a la calle, jugaban con sus vecinos menores que los recordaran como buenos e inocentes, relataron los pequeños que viven junto a la casa de Oriente 44 lote 19 manzana 20 en donde se oficio una misa de cuerpo presente antes de partir al panteón.