..

Chofer muere calcinado dentro de su combi

  • La Prensa
  • en Policía

POR: ALVARO VELÁZQUEZ.

TECAMAC, Méx., 11 de Enero.-Completamente calcinado, fue encontrado esta mañana en el interior de su unidad, el chófer de una camioneta colectiva.

 

Autoridades policiacas investigan si este chófer fue asesinado y quemado porque se negó a pagar las cuotas que exigen integrantes de un grupo de extorsionadores que operan en este municipio y que a manera de presión y para ejercer temor ya han privado de la vida y quemado a otros trabajadores del volante que de igual forma se han negado pagar lo que ellos llaman “la renta o el derecho de piso”.

 

El cadáver de este hombre, identificado por su padre como Eduardo “N”, de 29 años de edad, fue encontrado al filo de las 6:30 de la mañana de este jueves, en el interior de una camioneta colectiva de la ruta 74, placa de circulación 060525-K, completamente incendiada y abandonada sobre la calle canal del Norte, entre Zacatecas y Perlitas, en la colonia La Esmeralda, en este municipio.

 

Algunas personas que caminaban por el lugar, al darse cuenta que en la zona se encontraba abandonada una camioneta completamente quemada y que en su interior se encontraba el cuerpo calcinado de un hombre de inmediato dieron parte a las autoridades policíacas.

 

Posteriormente, cuando elementos de la SSEM arribaron al lugar y practicaron una revisión confirmaron que dentro de la unidad del servicio colectivo se encontraba el cadáver calcinado de un hombre, por lo que de inmediato acordonaron toda la zona y pidieron la intervención del Ministerio Público para que diera fe de los hechos.

 

Durante las primeras inspecciones oculares que practicaba en el lugar del hallazgo el MP, un hombre que dijo llamarse Andrés “N”, de 51 años de edad llegó y aunque el cuerpo estaba completamente calcinado y no había forma de que fuera identificado, lo identificó plenamente como el de su hijo Eduardo “N”, lo anterior por las placas de la camioneta y por algunas partes de su ropa que no se quemaron en su totalidad.

 

Ante las autoridades policiacas, el destrozado hombre que no daba crédito a lo sucedido y que lloraba inconsolablemente, dijo a la policía que desconocía las causas por las que su hijo fue asesinado de esa forma y quién o quiénes fueron los responsables, aunque no descartó que haya sufrido la misma suerte de algunos de sus compañeros que han sido privados de la vida en condiciones semejantes porque se han negado a pagar las cuotas que exigen presuntos extorsionadores que operan en la zona, para dejarlos trabajar.

 

El malogrado ruletero quedó en el asiento del conductor, completamente quemado al igual que su camioneta y a decir del MP no se sabe si su o sus verdugos primero lo mataron y luego quemaron o si le prendieron fuego vivo, por lo que serán los peritos y el médico legista quienes despejen esta duda una vez que concluyan con sus trabajos.

 

CON MIEDO.

 

A raíz del hallazgo del chofer de una camioneta colectiva que fue encontrado muerto y completamente calcinado dentro de su unidad, chóferes de varias unidades del servicio público que operan en este municipio, externaron su preocupación y temerosos pidieron la intervención de las autoridades policíacas para que pongan un remedio a este delicado problema, pues aseguraron que ya no es la primera vez que un compañero de ellos muere en condiciones semejantes, debido a que se han negado a pagar las cuotas que les exigen un grupo de extorsionadores que operan en este municipio, para dejarlos trabajar.

 

Este problema, dijeron, no es de ahorita, ya tiene varios meses y a pesar de que han pedido en repetidas ocasiones a las autoridades policíacas que los apoyen, busquen y detengan a estos delincuentes, además de que les brinden protección para evitar que sean víctimas de estos delincuentes no han tenido una respuesta.

 

Desde hace varios meses, indicaron, los principales líderes de las unidades del servicio colectivo que operan en Tecámac, fueron “visitados” por integrantes de un grupo delictivo que les exigieron diferentes cantidades de dinero para dejarlos trabajar, advirtiendo que si no cumplían sufrirían las consecuencias y lo iban a lamentar.

 

Dichos delincuentes, señalaron, no tardaron en cumplir con sus amenazas, pues debido a que no se les dio el dinero que exigían comenzaron a quemar camionetas y a asesinar algunos de los chóferes, por lo que no tuvieron más remedio que cumplir con las cuotas, ya que el temor de morir a manos de este grupo delictivo era grande.

 

Sin embargo, agregaron, debido a que estos delincuentes cada vez exigían más dinero, llegó el momento en que decidieron ya no pagar, por lo que de nuevo volvieron a arremeter y con acciones violentas infundieron el terror en ellos y ya cansados por esta situación por enésima vez pidieron el apoyo y la protección de la policía, aunque como sucedió desde un principio no han recibido una respuesta lo que les hace pensar que la misma policía está coludida con estos delincuentes.

 

Luego del brutal asesinato que se cometió contra quien en vida respondió al nombre de Eduardo “N”, quien apareció muerto y calcinado dentro de su camioneta, dirigentes y chóferes de las diferentes rutas colectivas que operan en el municipio de Tecámac, hicieron un nuevo llamado a las autoridades policíacas, en especial al Fiscal General de Justicia del Estado de México, Alejandro Gómez Sánchez para que ordene a elementos de la policía ministerial un trabajo de investigación serio y profundo, de tal forma que los responsables de estos actos sean identificados, buscados y detenidos y con ello se termine con este problema que los tiene aterrados y no les permite trabajar como debe de ser.