Vivió seis días con los cadáveres de su esposa e hijos

Foto: Especial

Vivió seis días con los cadáveres de su esposa e hijos

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

POR: ALVARO VELÁZQUEZ.

 

TECAMAC, Méx., 9 de Enero.-Tras afirmar que el ex policía federal al parecer estaba drogado cuando asesinó a su esposa y a sus menores hijas, pues afirmó que no recordaba nada ni sabía porque las mato, la FGJEM desmintió rotundamente las versiones que surgieron en el sentido de que después de que consumo el incalificable crimen trato de comerse los cuerpos.

 

“Falso es totalmente falso lo que algunos medios de comunicación dieron a conocer, en el sentido de que dicho sujeto como si tratara de un caníbal trato de comerse los cadáveres de su esposa y de sus dos menores hijos”, dijo un funcionario de la Fiscalía mexiquense que pidió anonimato porque argumentó que no estaba autorizado para dar ningún tipo de información.

 

El servidor público, explicó que lo que si se podía considerar y que incluso ya es una de las líneas de investigación es que el ex federal pudo haber privado de la vida a su familia en un momento en que se encontraba, completamente trastornado por los efectos de la droga, “fuera de la realidad y que no sabía lo que hacía”, pues durante las primeros interrogatorios a que fue sometido, afirmó que era adicto a los estupefacientes y por más que se le cuestionó afirmó que no se acordaba de nada y que mucho menos sabía por qué mato de esa forma a sus seres queridos.

 

Durante los primeros interrogatorios a que fue sometido por parte de elementos de la SSEM el desequilibrado ex federal manifestó que de lo único que se acordaba es que el pasado 31 de diciembre acudió a un retiro espiritual en el Estado de Tlaxcala.

 

Posteriormente, dijo, durante la madrugada del pasado 1 de enero llegó a su domicilio, ubicado en calle Bosques de los Cipreses, en la Unidad Habitacional Los Héroes Cuarta Sección y según dijo, al otro día cuando despertó después de haber ingerido bebidas embriagantes y de haberse drogado hasta que quedó sin conocimiento encontró a su esposa y a sus dos menores hijas muertas.

 

Consciente de que seguramente por los efectos del alcohol y la droga él había asesinado a toda su familia, dijo a los policías estatales, buscó la forma de deshacerse de los cadáveres para evadir la acción de la justicia, por lo que de manera escalofriante y sin importarle que se trataba de su propia esposa y de sus menores hijas decidió descuartizar los cuerpos para luego sin levantar sospechas tirar las partes en distintos lugares.

 

El demente ex federal, comentó a los estatales, que a su esposa le cortó la cabeza, a una de sus hijas el brazo derecho y a la otra la abrió para sacarle los órganos y que a las tres las cubrió con cal para evitar que despidieran un olor fetidico y sus vecinos descubrieran el aberrante crimen.

 

Durante seis días, el ex federal vivió con los cadáveres de su esposa y de sus dos menores hijas y aunque ya había decidido trasladarse a la agencia del Ministerio Público para denunciar su supuesta desaparición y con ello evitar sospechas, no lo hizo porque todo ese tiempo se mantuvo ingiriendo bebidas embriagantes y drogándose dentro de su mismo domicilio.

 

Finalmente, debido a que del interior de la casa ya emanaba un fuerte olor fetidico, varios de los vecinos pidieron la intervención de la policía, a fin de que practicaran una revisión al inmueble, pues tenían la sospecha de que el ex federal había matado a su esposa, pues dijeron que la trataba muy mal y constantemente la golpeaba porque era un hombre muy violento.

 

DEMENCIAL.

 

Más tarde, cuando elementos de la SSEM arribaron al inmueble y trataron de entrar para checar que todo estuviera bien, se encontraron con el ex federal, quien al parecer ebrio los amago con un filoso cuchillo y por todos los medios trato de que los uniformados no ingresaran.

 

“Tranquilo José, no estamos para agredirte, nadamas queremos saber que tu familia este bien, no tratamos de hacerte daño, baja el cuchillo, sabemos que fuiste federal y como ex compañero tratamos de ayudarte, déjanos entrar”, era las palabras que manifestaban los policías estatales al desequilibrado ex federal.

 

Sin embargo, ante la negativa del ex federal, los elementos policiacos finalmente entraron para someterlo y al practicar una revisión confirmaron que el ex federal efectivamente había cometido uno de los crimenes más atroces de que se tenga conocimiento en la historia del Estado de México, al privar de la vida a su propia esposa y a sus dos menores hijas de tan solo 5 y año y medio de edad, a quienes no conforme con ello comenzó a descuartizar y pretendía quemar dentro de su misma casa para borrar toda tipo de evidencia.

 

Ante el incalificable cuadro, los policías estatales detuvieron y de inmediato trasladaron al desequilibrado ex federal a las instalaciones del centro de justicia local, donde quedó a disposición del Ministerio Público, ante quien hasta el cierre de esta edición sigue declarando y aunque presuntamente ya confesó su responsabilidad en los asesinatos de sus 3 familiares, todavía no ha explicado cómo sucedieron los hechos y por qué privó de la vida de esa forma a sus propias hijas.

 

El Ministerio Público sigue reuniendo todas las evidencias necesarias e informó que en cuanto tenga todos los elementos para responsabilizar plenamente al ex federal en los asesinatos de su familia lo consignara ante un Juez para que sea esta instancia la que determine su situación jurídica, lo cual ocurrirá en las próximas hora