..
Eran tres de una familia los quemados de la Golf

Foto: Especial

Eran tres de una familia los quemados de la Golf

  • La Prensa
  • en Policía

Noel F. Alvarado.

TECAMAC, Méx.-7 enero.- Identifican los tres cuerpos hallados carbonizados en un vehículo Golf quemado en el poblado de San Gerónimo Xonacahuacán; se trata de tres integrantes de una familia, entre ellos un policía municipal.

          Autoridades ministeriales y periciales de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México interrogan a familiares a fin de obtener información que los lleve al esclarecimiento de este triple crimen.

          Por la forma en que fue cometido este múltiple asesinato, los encargados de las indagaciones presumen que se debe a una venganza; sin embargo, las pesquisas continúan, a fin de localizar y detener a los responsables.

          Cuando fue descubierto el vehículo Golf quemado, solo se observaban los cuerpos de dos personas; sin embargo, al realizar los peritajes se logró descubrir que se trataba de tres cuerpos carbonizados y que se trataba del policía municipal, la esposa de este y su hijo.

El automóvil tipo Golf, color gris,  con placas de circulación  MKW-64-10 del Estado de México, fue localizado en un camino de terracería cerca de la avenida San Juan y Camino Viejo, de la colonia de San Jerónimo Xonacahuacan, cuyo interior se observaban los cuerpos calcinados.

Luego de que personal de la Fiscalía de Homicidios, realizó las diligencias, se confirmó que los restos encontrados eran de tres cuerpos, quienes habían sido reportados como desaparecidos el pasado jueves, luego de que salieron del Fraccionamiento los Héroes Primera sección a vender juguetes, en compañía de una bebe de seis meses, que fue encontrada en una banqueta envuelta en una cobija azul cerca de un Centro de Salud del poblado de Maquixco de Teotihuacán, la cual traía anotado en un brazo y en una pierna el número telefónico de su papá.

Un familiar de nombre Agustín dio a conocer  que tras el hallazgo de su pequeña, su esposa Diana Laura Mejía Garnica, de 23 años se encontraba desaparecida, al igual que su hermano Jaime Sandoval Ortega quien vivía en Tonanitla y era policía municipal de Tecámac además de su cuñada Ángeles Sánchez Flores, quienes habían salido a vender juguetes, mismos que serían ofrecidos a familiares y amigos de Ecatepec, quienes además llevaban un Scanner, porque pasarían a realizar el escaneo de un auto, sin embargo nunca llegaron a ninguno de los domicilios a los que planeaban ir.

Las investigaciones continúan a fin de conocer los motivos por los que fueron ultimados estos tres integrantes de esa familia, entre ellos el policía municipal.