Lo aventó a la tumba

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

José Melton y Alberto Jiménez

Trágica muerte encontró un hombre de aproximadamente 50 años, identificado en el

lugar por sus hijos como Ramón “N” luego de ser embestido por un camión de

pasajeros en calles de la Magdalena Contreras; el responsable fue detenido en el lugar.

Al filo de las 19:00 horas, Ramón intentó cruzar la estrecha Avenida San Bernabé, casi

esquina con la calle Cruz Verde, en el pueblo de San Bernabé, pero lo hizo con poca

precaución, pues no vio que venía un camión de pasajeros que se dirigía al Metro

Viveros, cuyo chofer no pudo frenar para evitar embestirlo.

De acuerdo con testigos presenciales del hecho, Ramón estaba a punto de llegar a la

banqueta cuando fue aventado por el camión de transporte, que a decir de los vecinos,

circulaba más rápido de lo permitido y debido a que la avenida tiene una pendiente

pronunciada, no pudo frenar a tiempo.

Apenas ocurrió el percance, los mismos pobladores de inmediato solicitaron la

presencia de una ambulancia, toda vez que el hombre sangraba mucho de la cabeza y

se encontraba inconsciente, en tanto, otros testigos de inmediato evitaron que el

conductor escapara.

El probable responsable, señaló a los uniformados que nunca vio al sujeto cruzar la

calle, pero cuando se dio cuenta, intentó frenar, pero la pendiente y el peso de la

unidad no favorecieron a la maniobra, por lo que el percance fue inevitable, sin

embargo, señaló, no lo arrolló, únicamente lo aventó.

En minutos, varios policías preventivos se presentaron en el lugar y tras corroborar el

percance, insistieron con la necesidad de la ambulancia, además de que aseguraron al

conductor, mismo que fue puesto a disposición de las autoridades correspondientes

para deslindar responsabilidades.

Socorristas que llegaron a atender al lesionado, nada pudieron hacer por salvarle la

vida, debido a que dejó de existir al instante del percance, derivado de un fuerte golpe

en la cabeza, por lo que el lugar fue acordonado en tanto el agente del ministerio

público se presentaba para iniciar con las indagatorias.

Minutos más tarde, mientras los peritos realizaban su trabajo, al lugar llegaron dos

jóvenes, hijos del ahora occiso, quienes no daban crédito de lo que sus ojos veían,

mientras una jovencita lloraba desconsolada, el joven pateaba la unidad del

responsable, impotente por lo que acababa de suceder.

Concluidas las indagatorias, el cadáver del hombre fue trasladado a las instalaciones

del anfiteatro de la fiscalía, donde el agente del ministerio público inició la carpeta de

investigación por el delito de homicidio culposo por tránsito de vehículo, por lo que en

 

las próximas horas será definida la situación jurídica del conductor del camión de

pasajeros.