Niño-Policía se gradúa como cadete en las instalaciones de la SSP-CDMX

Foto: especial

Niño-Policía se gradúa como cadete en las instalaciones de la SSP-CDMX

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Por: Sergio PEREZTREJO

Ciudad de México.- El rostro humano de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, se dejó ver ayer, con la graduación simbólica del niño Iker Sebastián de casi cuatro años de edad, quien víctima de histiocitosis de células de langerhans, se graduó  como cadete y participó en un simulacro de rescate de su mamá secuestrada, portó uniforme de guardián del orden, se subió a una patrulla y detuvo a los plagiarios a los quienes les colocó esposas y salvó a su progenitora.

Vestir el uniforme de la policía de la Ciudad de México y en un acto valeroso salvar a su mamá de una situación de peligro, fue el sueño que Iker cumplió, gracias a la Asociación Make a Wish y la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México.

Iker Sebastián, de 3 años nueve meses, al cual desde los primeros días de nacido fue diagnosticado con histiocitosis de célula de langerhans, cumplió su sueño de ser Policía de la Ciudad de México, con el objetivo no solo de pertenecer a la Corporación, sino de poder salvar a su mamá como un héroe vestido de azul.

Por ello, que la Secretaria de Seguridad Pública de la Ciudad de México en apoyo a la Fundación Make a Wish, decidió realizar un evento significativo y sin precedentes dentro de la Universidad de la Policía de la Ciudad de México, la “Ceremonia de Graduación al Policía Honorario Infantil”, en la cual Iker realizó en primera instancia ese deseo de ser policía.

Conforme a los protocolos de una ceremonia de graduación, Iker llegó ayer a la Universidad de la Policía de la Ciudad de México, para ser acompañado por la Directora de dicha academia policial, Irene Quinto Montenegro y por el Subsecretario de Desarrollo Institucional de la SSP-CDMX, Luis Alfredo Hernández Velázquez, mismos que dieron inicio a la ceremonia haciendo los honores correspondientes en el Monumento al Policía caído.

Con el tradicional uniforme de la Policía capitalina, Iker Sebastián caminó hasta la explanada principal de la Universidad policial, para formar parte como invitado de honor del presídium que encabezó dicha ceremonia de graduación.

Con un semblante de sorpresa y a veces serio, Iker saludaba agitando la mano de manera tímida, después, al lado de su madre, tomó más confianza y expresaba algunas sonrisas.

De esta forma y a nombre del Secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México,  Hiram Almeida Estrada, el Subsecretario de Desarrollo Institucional,  Luis Alfredo Hernández, expresó al infante la más cordial de las bienvenidas al recinto, agradeciendo a su vez a la  Asociación Make a Wish por este tipo de acciones, para cumplir los sueños de niños que requieren de una atención médica especial y en esta ocasión, dijo, “es un honor que Iker haya cumplido el suyo, al ser policía Honorario de la CDMX”.

“La dependencia está emocionada, ya que nos da la oportunidad de que conozca a la SSP-CDMX y el lugar donde se forman los policías que próximamente saldrán a cuidar las calles, donde la dependencia te esperará con los brazos abiertos y serás recibido con mucho gusto, porque has dejado una huella imborrable aquí”, le expresó Luis Alfredo Hernández.

En este contexto Iker, recibió de manos del Subsecretario y de la Directora de la Universidad de la Policía de la CDMX los reconocimientos pertinentes que lo hacen formar parte como miembro honorario infantil de la Policía Capitalina, para después presenciar un desfile que los cadetes prepararon en honor al menor.

Una vez terminada la ceremonia de graduación y tras ser parte ya de la Policía de la Ciudad de México, Iker participó en un simulacro de un asalto a transeúnte, donde su mamá era una de las víctimas y así, tras ir con sirena abierta a bordo de una patrulla de la SSP-CDMX, logró cerrar el paso de los maleantes que escapaban a bordo de una motoneta y aplicando con ayuda de un instructor los protocolos de actuación policial, detuvo a uno de los presuntos responsables, colocándole los candados de mano y llevándolo a la patrulla para que los dos ladrones fueran trasladados a las autoridades correspondientes.

De esta forma, pudo salvar a su mamá sellando con un abrazo de su progenitora y una porra de parte de sus familiares su sueño de ser Policía de la Ciudad de México.

Para culminar con este deseo, Iker también fue la voz de orden para que los alumnos ejecutaran entrenamientos, como evolución de movimientos con arma de fuego y otras prácticas tácticas en las que participó como mando.

Cabe señalar que la histiocitosis de células de langerhans es un tipo de cáncer que daña el tejido o produce lesiones en uno o más lugares del cuerpo.

Síguenos en: Facebook La Prensa Oficial y Twitter @laprensaoem

TE RECOMENDAMOS: