Quisieron asaltarlo y era policía; un ladrón murió

  • La Prensa
  • en Policía

José Melton
Intentar robar un teléfono celular a un elemento de la Policía de Investigación le costó
la vida a un hombre de 25 años de edad quien recibió dos disparos de arma de fuego;
su cómplice logró escapar, pero las autoridades ya lo buscan.
Los hechos ocurrieron cerca de las 18:00 horas cuando, de acuerdo a declaraciones de
testigos, el elemento de la Policía de Investigación se metió a una gasolinera ubicada
sobre Periférico Sur, en su tramo Adolfo López Mateos, esquina con Cerrada de
Ttipiles, en la Colonia, Cantera Puente de Piedra, en la Delegación Tlalpan.
Justo cuando se disponía a pagar, dos sujetos, de entre 25 y 30 años de edad, entraron
a la estación a bordo de una motocicleta de pista y enfrentaron al investigador, a quien
amagaron con una pistola tipo escuadra calibre 22, aparentemente sin balas.
El policía, aprovechó un descuido, y de entre sus ropas sacó su arma de cargo y le
disparó a uno de los sujetos en dos ocasiones, por lo que este cayó al suelo herido, en
tanto; su acompañante escapó corriendo del lugar.
Acto seguido, trabajadores de la estación de servicio solicitaron la presencia de las
autoridades, quienes implementaron un operativo para buscar al cómplice que
escapó, sin embargo, no tuvieron éxito, pues este se fue sin dejar pista de su paradero.
Pasaron unos minutos para que socorristas se presentaran en el lugar y valoraran al
sujeto, de tez morena, cabello corto, quien vestía pantalón de mezclilla azul y
sudadera gris, pero únicamente pudieron certificar el deceso derivado de las heridas
causadas por los disparos.
Tras escuchar el diagnostico, policías preventivos acordonaron el área para evitar que
los indicios fueran movidos o contaminados, toda vez que a poco menos de un metro
del cadáver, quedó la pistola con la que el occiso intentó asaltar al investigador.
Poco mas de dos horas después, el agente del ministerio público de la Fiscalía en
Tlalpan se presentó para iniciar con las investigaciones correspondientes, asimismo el
policía involucrado fue presentado ante las instancias correspondientes para que
rinda su declaración y deslindar responsabilidades.
Concluidas las indagatorias en el lugar de los hechos, el agente del ministerio público
ordenó que el cadáver fuera llevado a las instalaciones del anfiteatro de la
demarcación para que le fuera practicada la necropsia de ley y con esto ahondar en las
investigaciones.