Ocultó pedofilia en tierras menonitas

Foto: Especial

Ocultó pedofilia en tierras menonitas

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La Prensa en Línea

Por: Saúl García, Roberto Álvarez, Daniel García y Pablo Rodríguez

||El Heraldo de Chihuahua||

ÁLVARO OBREGÓN (Campo 8c), CHIH.- “Black y su gente no se movían de día, eran como lobos solitarios en las noches a veces lo veíamos moverse a una de sus casas, pero en los últimos dos años prácticamente estaba adentro todo el día”

Los vecinos de Orson William Black lo describen como un “jefe” muy serio, que difícilmente era visto durante el día, pero en las noches todo cambiaba la actividad se incrementaba de una vivienda a otra, tres de ellas ubicadas en una distancia menor a 500 metros.

La comunidad Menonita refutó que Orson William Black fuera parte su congregación, “Black era un gringo, igual que toda su gente nunca estuvieron con nosotros, solo compraba algunos de nuestros insumos”

Vecinos de Orson William Black que habitan en el campo Menonita 8C afirman que en todos estos años nunca habían notado ninguna actividad extraña por parte de él o su familia, más allá de que eran muy solitarios y no convivían con la comunidad.

Quienes llegaron a conocer a Black señalan cuando llegó primero compró la casa con el numeral 19, luego el 26 y finalmente el 37 todos en la misma cuadra, con características similares en las fachadas.

“De sus hijos, solo recuerdo que conocí a dos de ellos cuando tenían unos 5 años, pero después ya no supe nada, veía que andaban algunos jóvenes con él, pero no podría reconocerlos creo” dijo un miembro de la comunidad Menonita quien prefirió guardar su anonimato

Sin embargo también la comunidad Menonita reconoció que Black ni su gente eran personas escandalosas, incluso reiteraron que durante el día su actividad era nula, solo por las noches se notaba más movimiento, pero difícilmente saben que es lo que hacía.

TENÍAN UNA RED DE RADIOCOMUNICACIÓN

“Black” y su compañía tenían instalada una red de radiocomunicaciones en dos de sus viviendas, y una en el rancho que lleva por nombre Black, con el que evitaban utilizar teléfonos celulares.

Las antenas estaban colocadas en las partes posteriores de las viviendas con discos satelitales que permitían mantener una comunicación encriptada.

El internet y la radiocomunicación parece que eran una prioridad para William Black y su “compañía”, pues desde el campo menonita 8c tenían instalada una antena repetidora que daba hasta el rancho que lleva por nombre Black.

En las diferentes propiedades que fueron aseguradas a Black, las autoridades encontraron dispositivos con la capacidad de grabar en vivo por internet, lo que aumenta más las sospechas de la posible red de abusos infantiles de la que era jefe.

En la vivienda del campo 8c marcada con el numeral 37, hay 4 antenas de internet y radio que apuntan directamente a dos de las viviendas y el resto en dirección al rancho Black ubicado a varios kilómetros de distancia.

Las antenas están soportadas en una estructura metálica de aproximadamente dos metros en la parte trasera del techo de la vivienda y a diferencia del inmueble, estas parece que sí tenían un mantenimiento constante.

En el rancho Black ubicado a varios kilómetros de las viviendas del campo 8c hay también una estructura metálica que cuenta con dos antenas, una receptora de internet y la otra para las radiocomunicaciones.

Reportes extraoficiales indican que las comunicaciones de Black fueron intervenidas por agencias y autoridades que participaron en dicho operativo en el que lograron rescatar a 26 personas de origen estadunidense, entre ellos un número importante de menores de edad.

BLACK TENÍA 5 PROPIEDADES

La “compañía”, como le decían a la secta que operaba Orson William Black, contaba con 5 propiedades en el seccional de Álvaro Obregón, ninguna de estas coincidía con la fachada del resto de la comunidad menonita, no había maquinaria funcional ni herramientas para trabajar el campo.

Black no se dedicaba a los negocios del campo, al parecer tenía otro tipos de negocios vinculados con otras personas de Estados Unidos, nunca se le vio trabajando ni a él ni a los suyos, según relataron personas que llegaron a tratar con el ahora detenido y extraditado a los Estados Unidos.

Las viviendas dentro de los ranchos de la comunidad menonita son de tipo americano, con diseño y una construcción atractiva para el ojo humano, a diferencia de las de William Black, que están descuidadas, de mal aspecto, con todas las ventanas clausuradas y sin que pueda mirarse al interior.

Debido a que Black no trabajaba la tierra o se dedicaba a alguna labor de la agricultura, los vecinos llamaban a su familia “la compañía” al suponer que probablemente era propietario de alguna empresa fuera de la comunidad menonita.

Las propiedades de Black en el campo menonita 8c eran las marcadas con el número 19, 26 y 37, que a simple vista eran las más descuidadas y de mal aspecto en la calle Sierra Azul, del seccional de Álvaro Obregón.

Black al parecer tenía a sus 4 esposas distribuidas entre estas viviendas y además contaba con una concubina que también convivía con el resto de sus parejas en el perímetro de los tres inmuebles.

CONFISCÓ FISCALÍA EQUIPO DE CÓMPUTO

La principal evidencia que confisco la Fiscalía General del Estado junto con otras autoridades de los Estados Unidos fueron discos duros y memorias electrónicas, así como equipo de cómputo en el que al parecer guardaban material “comprometedor”.

En el rancho Black no se encontraron objetos de valor, sino material electrónico que podría contener evidencia comprometedora en su contra.

Gracias a una orden judicial obtenida y otorgada a la Fiscalía General del Estado se aseguraron un gran número de fotografías, memorias usb, discos duros extraíbles,  una lista de correos electrónicos, así como las contraseñas de los mismos, fotografía de niños (no se especifica de que tipo), además de tablets y laptops.

Justo en la entrada del rancho el Black hay una lista con el resto de los objetos y bienes que fueron asegurados, así mismo se detalla en el documento que el agente del Ministerio Público podrá retener lo que considere como posible evidencia de un delito.

La Fiscalía General del Estado así como las corporaciones y agencias que intervinieron en el los cateos y decomisos analizan ya todo el contenido en las memorias usb y discos duros para determinar si son parte de la evidencia de delitos.

Al interior de todas las viviendas de Orson William Black había espadas de estilo Samuria al parecer era una de sus aficiones, también contaba con centenares de libros en todas las habitaciones.

Black tenía en todas sus propiedades contenedores de vagones donde resguardaba al parecer cosas sin valor, pero siempre fue algo que atraía la atención de sus vecinos, pues algunos de estos  furgones estaban cerrados desde hace varios años.

En el interior de las viviendas de Black había un número importante de las espadas llamadas Katanas de origen japonés, así como de otros estilos diferentes, al parecer era una afición del ahora extraditado quien tenía bajo su mando a 26 personas.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE PUEDE INTERESAR 

Feminicidio en Texcoco