Atraco en panteón

Foto: Especial

Atraco en panteón

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Por Sergio PEREZTREJO

No respetó ni las celebraciones de muertos ni el camposanto, un sujeto que en pleno panteón de San Lorenzo Tezonco, sacó una pistola y despojó a una mujer de su teléfono celular, cuando visitaba la tumba de un ser querido.
Sin embargo el irrespetuoso, que tiene en su historial dos averiguaciones previas por robo, fue detenido por policías auxiliares de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP-CDMX).
El hecho que denota que los delincuentes atracan en donde sea, sin temor a los difuntos y a las animas,  ocurrió en el cementerio ubicado en la intersección de las avenidas Tláhuac y Zacatlán, en la colonia San Lorenzo, en la Delegación Iztapalapa.
Uniformados adscritos al sector 56 de la Policía Auxiliar (PA), al realizar funciones de vigilancia en inmediaciones del panteón,  fueron requeridos por una angustiada  mujer de 31 años de edad.
Sumamente nerviosa por lo que había sufrido, acusó al hombre, que todavía estaba en el lugar, de haberla amagado con un arma de fuego, e incluso de agredirla físicamente, para robarle su teléfono celular.
De inmediato, los policías auxiliares detuvieron a un sujeto de 28 años de edad, quien portaba un revólver con cachas de madera, calibre 22 milímetros, con un cartucho útil.
Además,  traía  el cuerpo del delito, un teléfono celular de la marca Huawei, de color rosa con negro propiedad de la víctima.
Fue puesto a disposición de la Agencia del Ministerio Público de la Coordinación Territorial IZP-8 donde responderá al delito de robo a transeúnte con violencia que se le imputa.
Al consultar la base de datos de la SSP-CDMX, se halló que el detenido se encuentra asociado a dos carpetas de investigación, por el delito de robo a negocio sin violencia, uno en el año 2016  y otro con fecha de marzo del año en curso.

Síguenos en redes sociales: La Prensa en Linea, @laprensaoem

TE RECOMENDAMOS 

Enfrentamiento entre familiares de reos y policía