ERUM, preparado a la hora del sismo

Foto: José Melton

ERUM, preparado a la hora del sismo

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

 

José Melton

 

El pasado 19 de septiembre, la Ciudad de México, además de otros estados de la República Mexicana, sufrió una sacudida que provocó que diversos edificios colapsaran,justo a 32 años del devastador sismo de 1985, ante esto el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas, participó de manera activa en las labores de rescate.

 

Apenas dos horas antes, a manera de conmemoración de lo sucedido en 1985 y a manera de preparación, los cuerpos de emergencia de la Ciudad de México, en conjunto con Protección Civil y otras dependencias capitalinas, prepararon un simulacro que les permitió estar preparados al momento del temblor del 19 de septiembre de 2017.

 

En exclusiva para LA PRENSA, el director del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), Guido Sánches Coello, platicó cómo vivieron desde esta institución los primeros minutos de esta catástrofe y la inmediatéz con la que reaccionaron ante los hechos.

 

“Afortunadamente, antes del sismo se llevó a cabo un simulacro que nos permitió tener activados a 80 elementos capacitados en rescate en estructuras colapsadas, así como las unidades con el equipamiento necesario, por lo que la respuesta de ERUM a la catástrofe fue de apenas unos minutos.

 

“El simulacro inició a las 11:00 de la mañana y acabó a las 12:30, teníamos activadas ocho células USAR, debidamente equipadas y pertrechadas. Posteriormente estas fueron regresadas a la base para una charla en la que revisamos qué habíamos hecho bien, y en qué habíamos fallado, esto permitió que estuviéramos listos para la hora del sismo”.

 

Nos tomó por sorpresa, pero teníamos aquí a más de 80 elementos debidamente organizados, lo que nos permitió dar una respuesta inmediata a la ciudadanía; en cuatro minutos, ya teníamos una celula especializada en el edificio colapsado en Chimalpopoca, lo que permitió rescatar a un gran número de personas con vida, señaló Sánchez Coello.

 

Personalmente me tocó coordinar las labores de rescate del edificio colapsado en Álvaro Obregón 286, en el lugar se lograron sacar con vida, en conjunto con organizaciones de gobierno y civiles a 23 personas y de acuerdo a la instrucción del jefe de gobierno, no nos retiramos hasta que rescatamos los 49 cuerpos que quedaron atrapados.

 

Actualmente ERUM tiene capacitados a 120 elementos con capacitación para búsqueda y rescate en estructuras colapsadas, ellos recibieron un curso de cinco niveles entre los que incluyen soporte básico de vida, sistema de comando de incidentes, primera respuesta a emergencia con materiales peligrosos, búsqueda y rescate en estructuras colapsadas livianas y el BREC, que significa búsqueda y rescate en estructuras colapsadas con equipos y herramienta especializada.

 

 

 

 

LA EXPERIENCIA QUE MARCÓ AL DIRECTOR DE ERUM

 

Personalmente, la actuación y coodinación que tuvo la Secretaría de Seguridad Pública, en el sentido de atender inmediatamente todas las emergencias sin importar la cantidad de personal que se tuvo que movilizar, además, de la gran fortuna de que ERUM se encontraba reforzado con la mayor cantidad de personal capacitado en las instalaciones, lo que facilitó la respuesta inmediata.

 

En Álvaro Obregón, trabajaron ocho células de manera ininterrumpida durante 15 días hasta lograr rescatar hasta el último cuerpo sin vida, pese a que la tragedia enlutó a varias familias, para Sánchez Coello, fue una satisfacción devolverle los cuerpos a sus familiares y darles la certeza de haberlos encontrado.

 

“Los ciudadanos, todos se volcaban para ayudar a salvar a otros, es una labor muy noble, y sumamente positivo, fue de gran ayuda la labor de los miles y miles de voluntarios que salieron a las calles para ayudar en las labores”.

 

Sin embargo, la falta de capacitación, me llevó a tomar la determinación de no permitir que ciudadanos sin capacitación entraran sin control a la zona devastada, esto para evitar que se perdieran más vidas, debido a la inestabilidad de la estructura del inmueble.

 

“Me quedo con el sufrimiento de las familias que perdieron a sus seres queridos y con la satisfacción de observar y ser testigo del profesionalismo de nuestros elementos y verlos trabajar con un alto nivel profesional y ver que el nivel técnico de ellos está a la altura de rescatistas de otros países, pero sobre todo el valor, corazón y espirito de los elementos del ERUM”, finalizó.

 

 

ATIENDE ERUM 112 MIL SERVICIOS AL AÑO

 

El Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, es, desde hace 43 años, el encargado de cubrir al menos el 60 por ciento de las emergencias que ocurren en la capital del país, a bordo de ambulancias, motos y hasta bicicletas.

 

Como su nombre lo indica, el ERUM está capacitado para todo tipo de rescates, ya sea en tierra, agua o estructuras colapsadas, como lo demostraron el pasado 19 de septiembre y los días subsecuentes, al participar en las labores en los inmuebles derrumbados a causa del sismo.

 

Además, ERUM brinda el servicio de rescate subacuático, urbano, extracción vehicular y media montaña, por lo que sus elementos son requeridos en todos estos tipos de servicios para los cuales están en constante capacitación, señaló en entrevista, Guido Sánchez Coello, director de la institución.

 

Dentro de las tareas que brinda el Escuadrón, se encuentra la atención medica de primera respuesta, esta se brinda a bordo de motocicletas tripuladas por un paramédico certificado cuya función es acortar los tiempos de respuesta ante una emergencia y en su caso, evitar que se desplace la unidad médica para un servicio que no lo amerita.

 

De igual manera, elementos del ERUM circulan a bordo de bicicletas el perímetro del primer cuadro de la ciudad, donde la movilidad en vehículos de combustión interna es muy complicada, estos acuden a las emergencias para valorar la situación, y en caso de ser necesario, brindan soporte vital en tanto acude una unidad de urgencias médicas avanzadas.

 

El Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas está conformado por 440 elementos, de los cuales al menos el 40 por ciento de estos son mujeres, quienes trabajan por igual para atender los 112 mil servicios que en promedio reciben al año, aunque no todos son reales, a todos estos se despachan unidades.

 

Actualmente se atienden de 280 a 300 servicios al día, lo que significa el 61 por ciento de las emergencias totales que surgen en la capital del país, de acuerdo con cifras del C5, sin embargo, al menos el 30 por ciento de estas, son llamadas falsas o servicios en que particulares deciden llevarse por sus medios al lesionado.

 

De estas emergencias, el 90 por ciento son servicios de atención médica prehospitalaria, de estos, el 54 por ciento, son padecimientos médicos, en tanto, el resto se trata de lesiones por accidentes de transito.

 

“Cuando un paciente presenta condiciones que ponen en peligro la vida, que tenga que estar en quirófano dentro de la primera hora, y el paciente está lejos del hospital óptimo, se solicita el apoyo del agrupamiento de cóndores”; el tiempo de traslado hasta el hospital tarda apenas unos minutos. La alta demanda de los servicios complica el tiempo de respuesta.

 

El Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas no está exento a los accidentes, principalmente automovilísticos, “El poder atender 112 mil servicios al año con unidades de emergencia, no es sencillo, la ciudadanía no está preparada para el paso de un vehículo de emergencia, la falta de cultura vial, llega a provocar accidentes”, señaló Sánchez Coello.

 

 

En la actualidad, el Escuadrón cuenta con 23 ambulancias certificadas para atender urgencias médicas avanzadas; cinco unidades especializadas en rescate urbano, 15 motocicletas y 25 bicicletas, aunque no todas operan todos los días, debido al programa de mantenimiento correctivo y preventivo al que son sometidas las unidades.

 

Es por esto que por turno, señaló Guido Sánchez, únicamente salen a la calle entre 12 y 15 unidades médicas, así como tres especiales de rescate, cuatro motocicletas y cuatro bicicletas, ubicadas en puntos estratégicos para atender en el menor tiempo posible las emergencias que se coordinan desde el Centro de Comando C5.

 

PESE A RECORTES PRESUPUESTALES ERUM SIGUE ATENDIENDO

 

Pese a que el recorte presupuestal aplicó a todas las dependencias, el director del ERUM, Guido Sánchez Coello, señaló que las unidades de la institución que encabeza cuentan con los insumos necesarios para la atención de las emergencias, pues anualmente reciben presupuesto para éstos de acuerdo con las estimaciones de servicios que serán cubiertos, lo que garantiza su operación las 24 horas del día.