¡FUE POR EL KARMA!

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Álvaro Velázquez

CHIMALHUACÁN, Méx., 6 de octubre.- Un presunto delincuente perdió la vida la mañana de hoy, luego que al intentar asaltar pistola en mano a los pasajeros de un camión, algunos de ellos, en un descuido, se le abalanzaron y al forcejear para quitarle su arma accidentalmente se le escapó un tiro que hizo blanco en su ojo izquierdo y provocó que cayera instantáneamente muerto.
Los hechos que costaron la vida del presunto ladrón, se registraron minutos después de las 5:00 horas, la mañana de hoy viernes, en el interior de un camión de pasajeros de la línea Aviación Civil S.A. de C.V., sin placas de circulación, número económico 007, que circulaba en la esquina de Avenida del Peñón y Ocholli, Colonia Tlatelco, en este municipio.
Autoridades policiacas informaron que de acuerdo con las primeras investigaciones que se realizaron y por las versiones que dio el chofer de la unidad, circulaba con toda normalidad por la zona, cuando de repente un sujeto que acababa de subir como cualquier otro pasajero se levantó de su asiento y a punta de pistola y bajo amenazas de muerte comenzó a asaltar a todos los usuarios.
Cuando dicho sujeto llegó a la parte trasera del camión, ya casi para terminar de robarles sus pertenencias a los usuarios, algunos de ellos aprovecharon que se descuidó y se le abalanzaron y forcejearon con él con la intención de quitarle el arma y evitar que los asaltara.
Sin embargo, dijeron, durante el forcejeo accidentalmente se escapó un tiro de la pistola que hizo blanco en el ojo izquierdo del presunto ladrón, quien cayó instantáneamente muerto, antes de que paramédicos de Rescate Municipal que llegaron al lugar, luego de un llamado de auxilio, le brindaran los primeros auxilios.
Al tener conocimiento de los hechos, elementos de la Policía Municipal arribaron al lugar y al confirmar que el presunto ladrón ya estaba muerto acordonaron toda la zona y pidieron la intervención del ministerio público para que diera fe de los hechos.
Durante las primeras inspecciones oculares que practicó en la escena del crimen, el MP informó que el ahora occiso quedó en la parte trasera del camión, tirado boca arriba y que presentaba un balazo en el ojo izquierdo.
Concluidas las diligencias ministeriales y toda vez que ordenó el levantamiento del cadáver, el MP dio inicio a la carpeta de investigación correspondiente por el delito de homicidio contra quien resulte responsable.
Debido a que ninguno de los pasajeros habló ni delató a los que forcejearon y le quitaron la vida al presunto ladrón, por instrucciones del mismo ministerio público todos fueron trasladados a las instalaciones del centro de justicia local, a fin de que declararan en torno a los hechos y se deslindaran responsabilidades.