“El Negrito” ya no despertó

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

José Melton

Desde antes del mediodía, “El Negrito”, un hombre de unos 35 años de edad, presumiblemente en situación de calle, se quedó dormido a un costado de la resbaladilla de un área de juegos infantiles ubicada en el cruce del Eje 1 Norte y la calle de Dr. Enrique González Martínez, de la Colonia Santa María la Ribera, perímetro de la Delegación Cuauhtémoc, pero ya nunca despertó.

Vecinos señalaron que “El Negrito” era un sujeto tranquilo, que no le hacía daño a nadie, por lo que los mismos vecinos ocasionalmente le daban alguna moneda o algo de comer, pese a que su familia vive sobre la misma calle donde pasaba todos los días y las noches.

Pese a que era tranquilo, los niños que este día intentaron entra a jugar, prefirieron no hacerlo, ya que les daba miedo despertarlo; acompañados de sus papas, solo miraban los juegos y se quedaban con las ganas.

Las horas pasaron y los vecinos vieron que “El Negrito” no se movía, por lo que agua buen samaritano decidió que era momento de pedir que lo revisara una ambulancia, por lo que al filo de las 16: horas, esta izo su arribo y los paramédicos lo valoraron.

Luego de una minuciosa revisión, los socorriste se dijeron a los uniformados que custodiaban el lugar que el hombre, de barba candado y vestido de pantalón de mezclilla y sudadera roja, ya había dejado de existir desde hace varias horas, por lo que dieron aviso al agente del ministerio público.

Pasaron por lo menos tres horas más para que el representante social y peritos de la Procuraduría capitalina comenzarán con las primeras diligencias, aunque no había mucho que investigar, los investigadores recogieron de aún lado del cadáver las cobijas con las que durante las noches hacia frente al frío.

Casi a las 19:30 horas, por ordenes del agente del ministerio público de la coordinación territorial CUH-1, el cuerpo de “El Negrito” fue trasladado a las instalaciones del anfiteatro de la delegación, donde continúan con las indagatorias.