CARPETA DE INVESTIGACIÓN

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Feminicidios

Aseguran que cifra de feminicidios va en aumento

Alerta de género, el compromiso olvidado

* Diversas organizaciones sociales cuestionan la falta de resultados

* Carecen autoridades de sensibilidad para enfrentar el problema

* No se observa coordinación entre instancias gubernamentales

Rubén Pérez

Los resultados de la declaratoria de la alerta de género en el Estado de México son severamente cuestionados por diversas organizaciones sociales, que aducen falta de sensibilidad y disposición de las autoridades para atacar de frente los feminicidios registrados en la entidad.

El 28 de julio de 2015, la Secretaría de Gobernación, a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, emitió la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género para 11 municipios del territorio mexiquense, después de la fuerte presión que hicieron precisamente organizaciones de la sociedad civil, las mismas que hoy cuestionan la falta de resultados en favor del sector femenino del Estado.

En teoría y conforme a los lineamientos reconocidos por el propio gobierno, la alerta de violencia de género contra las mujeres es un mecanismo de protección dentro de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, con el fin de garantizar la vida, libertad, integridad y seguridad de mujeres y niñas.

Dicho mecanismo consiste en tomar acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado, en este caso el Estado de México, donde la desaparición y muerte de mujeres ha sido un problema complejo, con claras imprecisiones en cuanta a las cifras de víctimas.

Las autoridades admiten que la violencia feminicida es la forma más extrema de violencia contra las mujeres, por lo que dadas las circunstancias inauditas de inseguridad y muerte de ellas, la alerta de género fue declarada para Chalco, Chimalhuacán, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec de Morelos, Ixtapaluca, Naucalpan de Juárez, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla de Baz, Toluca, Tultitlán y Valle de Chalco Solidaridad, 11 de los municipios con mayor registro de casos, y que a la fecha, según organizaciones de la sociedad civil, no han avanzado en el combate al feminicidio.

Tras la declaratoria de alerta de género, la expectativa de grupos defensores de la mujer mostró un halo de esperanza, tal y como lo declaró en su momento María de la Luz Estrada, del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, quien calificó como “un día histórico” el anuncio hecho aquel 28 de julio de 2015 por la Secretaría de Gobernación.

Sin embargo, a poco más de dos años de la decisión gubernamental por clasificar a esas localidades como de extrema violencia contra las mujeres, los fuertes cuestionamientos de grupos y organizaciones sociales se centran en el hecho de que las autoridades no sólo han fallado en su compromiso de frenar los feminicidios, sino que incluso han sido cómplices de esta situación que ha llevado al sector femenino a decir, en una expresión de dolor y angustia, “que es un delito ser mujer”.

En los trabajos interinstitucionales, derivado de la declaratoria de la alerta de género, se supone que existe la firme colaboración de diversas instancias de los tres órdenes de gobierno, con el fin de acatar lo que en la letra establece la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Sin embargo, en la realidad, según las organizaciones de la sociedad civil, no se observa por ningún lado la colaboración y coordinación entre las distintas esferas del gobierno para ponerle una barrera a este fenómeno que extingue a las mujeres.

INDIGNACIÓN SOCIAL

Para las organizaciones Mujeres de Hierro y Mujeres en Cadena, la alerta de género nació muerta y sólo se aplicó como una medida mediática para acallar las voces de familiares y amigos de jóvenes asesinadas y desaparecidas, principalmente en Ecatepec, donde la omisión y deficiencia de las autoridades han permitido que la cifra de casos aumente de manera alarmante.

Xóchitl Arzola Vargas, presidenta de Mujeres en Cadena, explicó que las cifras no mienten y de dos años a la fecha en que se instaló la alerta de género en 11 de los 125 municipios mexiquense, se han registrado 493 feminicidios, cada vez más violentos.

En tanto, Lorena Villavicencio, representante de Mujeres de Hierro, indicó que en más de cinco años en el territorio mexiquense se han registrado mil 500 desapariciones de mujeres, de ellas 400 corresponden al municipio de Ecatepec.

Arzola Vargas agregó que de enero al 31 de julio del presente año, los feminicidios suman 112, donde las mujeres son asesinadas cada vez con mayor brutalidad, “pues se han dado casos de jóvenes abusadas sexualmente, desolladas, desmembradas y abandonadas en cajas de cartón o abandonada en la vía pública”.

Subrayó que tan sólo el año pasado se registraron 258 feminicidios, de los cuales, 40 fueron en Ecatepec, municipio que encabeza la lista de casos, con 15 en lo que va del año, seguido de Chalco, Naucalpan y Tlalnepantla.

Lamentó que las autoridades locales intenten desvirtuar los hechos y en cuanto se registra un feminicidio o joven desaparecida se proceda a hacer declaraciones absurdas y que suenan a burla, diciendo que las mujeres se van con amigos o con el novio.

Lorena Villavicencio manifestó que una de las grandes incógnitas en torno a las acciones del gobierno para enfrentar los feminicidios, derivado precisamente de la declaratoria de la alerta de género, es conocer en qué se han utilizado más de 7 mil millones de pesos destinados a la “eficiencia” en el combate a este fenómeno.

Dijo que dichos recursos fueron canalizados para el combate y prevención de la violencia, agresión y feminicidios, sin que se conozca a ciencia cierta cómo se gastaron.

Explicó que en el Estado de México no se han aplicado campañas de difusión, de seguridad, prevención y justicia en paraderos, transporte público, escuelas y centros de convivencia familiar, esto con el fin de garantizar la seguridad de mujeres en espacios públicos.

Entre las organizaciones sociales que respaldan los pronunciamientos de Mujeres en Cadena y Mujeres de Hierro están Mujeres aportando a Mujeres, Ama Amadeus, Ying Ying, Amas de Casa Trabajando, Movimiento de Mujeres y Frida Kahlo.

PIDEN EFICIENCIA

Ante el miedo que dice tener la población femenina, donde incluso entre las niñas se ha ido enraizando la idea de que “ser mujer es un delito”, claman respuesta de las autoridades y ruegan a la Secretaría de Gobernación dar seguimiento a la alerta de género, pues insistieron en que se aprobó un presupuesto para combatir las agresiones y desapariciones de mujeres.

Subrayaron que es urgente emprender acciones para sacar al Estado de México del primer sitio en el país en feminicidios. Lamentaron que 94% de las mujeres tenga miedo y se sienta insegura de caminar por las calles.

Advirtieron que acudirán al Congreso de la Unión a solicitar a las distintas fracciones de los diputados que exijan rendición de cuentas a las autoridades correspondientes sobre los feminicidios.

Xóchitl Arzola Vargas manifestó que las vejaciones contra las mujeres tienen diferente rostro, siendo el feminicidio la máxima letal. Afirmó que de enero a mayo de este año han sido violadas 790 mujeres en el Estado de México, por lo que se pronunció porque las autoridades apliquen acciones eficientes contra la desaparición de jóvenes ante el riesgo de ser víctimas de la explotación.

Dijo que la trata de personas, atrocidad de la que no está ajena el territorio mexiquense, está considerada como el tercer negocio más lucrativo del crimen organizado. Aclaró que las cifras de mujeres violadas no son inventadas y que así lo establecen los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Asimismo mencionó que de acuerdo a la Red por los Derechos de la Infancia en México, la desaparición de mujeres adolescentes en México está relacionada con grupos criminales vinculados a la Trata de Personas con fines de explotación sexual comercial.

MANTIENEN ESPERANZAS

Debido a que se trata de un fenómeno complejo que ha rebasado a las autoridades, con todo y lo que según la Fiscalía General de Justicia de la entidad hace para contrarrestar la cifra de feminicidios, las organizaciones como el Observatorio Ciudadano contra la Violencia de Género en el Estado de México y el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios, expresaron que sólo mediante la exigencia se podrá sensibilizar a las autoridades para avanzar en este asunto que vulnera la condición de mujer.

En este sentido, hicieron un llamado para que el próximo gobierno que entrará a partir de septiembre fortalezca las acciones emprendidas por las actuales autoridades. Se pronunciaron por poner en marcha los protocolos ya existentes a raíz de la declaración de alerta de género en los 11 municipios y demandaron una revisión exhaustiva de lo que no ha funcionado, con el propósito de lograr resultados reales.

Indicaron que frente al tema de los feminicidios se requiere ir más allá de la decisión de instaurar ministerios públicos móviles especializados en este delito, e indicaron que los botones de pánico en el transporte público no serán suficientes para lograr resultados tangibles.

El Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios indicó que la falta de protocolos de actuación en la investigación de los feminicidios ha sido uno de los grandes pendientes, lo mismo que la ausencia de protocolos de actuación policial con perspectiva de género para casos de violencia contra las mujeres.

A pesar de los esfuerzos realizados por las autoridades, éstos simplemente no han cuajado porque registran fallas en su aplicación. Por ejemplo, se diseñó y publicó la campaña No dejemos que las arranquen de nuestra vida, en mayo de 2016, y se creó la Línea sin Violencia 01800-1084-053.

Se procedió a implementar operativos de seguridad preventiva cerca de diversas instituciones escolares con la finalidad de salvaguardar la integridad de las personas, en especial en los 11 municipios de la entidad declarados en alerta de género.

La Comisión Estatal de Seguridad elaboró mapas georreferenciados sobre delitos de violencia contra las mujeres, que permiten identificar las zonas de mayor incidencia en las 11 localidades.

El 22 de abril de 2016 se publicó en el Periódico Oficial del Estado de México el Protocolo de Actuación Policial que incluye algunas acciones en materia de protección.

El 4 de noviembre de 2015 se publicó el decreto administrativo para atender la alerta de género en el que se establecen acciones de búsqueda inmediata y coordinación en casos de desaparición de niñas y mujeres.

El 6 de mayo de 2016 se creó el Grupo Especializado para la Atención e Investigación de Asuntos de Alto Impacto relacionados con muertes violentas de mujeres.

Se creó la Unidad de Género en la Secretaría de Educación para la difusión de Alerta Amber. Pero falta contar con información clara y actualizada para la población sobre el estado que guardan los casos de desaparición.

Las autoridades gubernamentales han puesto en marcha accione que no han sido suficientes para frenar este lamentable fenómeno en diversos casos provocan conmoción en la sociedad.