Revela el “Tío” que sus socios desconocían que era narcotraficante

Foto: Internet

Revela el “Tío” que sus socios desconocían que era narcotraficante

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Por Noel F. Alvarado

El narcotraficante Raúl Flores Hernández El Tío declaró ante representantes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos -que lo visitaron en varias ocasiones al Reclusorio Sur-, que  sus socios desconocían las actividades criminales que realizaba y que tolo era a través de sus contadores.

Por ello el futbolista Rafael Márquez negó tener vínculos con el grupo criminal que dirigía el capo Raúl Flores Hernández, en tanto que el cantante grupero Julión Álvarez, solo aceptó conocerlo, pero que no tenía nexos ilícitos con el capo Raúl Flores Hernández.

De acuerdo a las investigaciones de la Procuraduría General de la República tras la detención de Raúl Flores Hernández El Tio, el pasado 20 de julio, tuvo la visita en el Reclusorio Sur, de agentes de la DEA, con quienes entabló comunicación sobre sus negocios y con el futbolista Rafael Márquez y Julión Alvarez.

Tras la serie de cuestionamientos por parte de los agentes de la DEA, el narcotraficante Raúl Flores Hernández, dijo que sus socios desconocían las actividades de narcotráfico a las que se dedicaba y que con el cantante grupero Julión Álvarez, el vínculo se mantenía a través de sus contadores, los cuales también desconocían que su socio era narcotraficante.

Durante los encuentros, el capo nunca identificó al futbolista o al cantante Julión Álvarez como prestanombres de su red de narcotráfico la cual fue revelada el pasado miércoles por la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Según las investigaciones, los señalamientos, no fueron hechos ante las autoridades mexicanas, únicamente hacían referencia a los negocios que tenía con el futbolista y el cantante y, la amistad que entabló en especial con Rafael Márquez durante muchos años.

Raúl Flores Hernández, fue detenido  por primera vez en el 2013 y, entonces se ofrecía una recompensa de cinco millones de pesos por información que ayudara a capturarlo, pero un año después fue liberado.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos señaló que Raúl Flores Hernández El Tío operaba de manera indenpendiente y que últimamente tenía nexos con estratégicos con el cártel de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación, así como en Sur-América.