Se quedó en el viaje

Foto: Luis Barrera

Se quedó en el viaje

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

José Melton

Un taxista que circulaba por la Calle 7, casi esquina con la Avenida Pantitlán, traía a bordo la muerte, pues al llegar a este cruce, un infarto fulminante le corto la existencia a un hombre que viajaba en el asiento del copiloto.

 

Según consta en los reportes policiacos, minutos después de las 8:00 de la mañana, policías del sector Pantitlán fueron alertados via radio sobre la presencia de un hombre inconsciente a bordo de un taxi, Chevy con cromática rosa, estacionado en la Calle 7, casi esquina con la Avenida Pantitlán, en la colonia del mismo nombre, perímetro de la delegación Iztacalco.

 

En cuanto los uniformados constataron la situación, de inmediato solicitaron la presencia de una ambulancia para que valorara al sujeto; según las declaraciones del conductor, el pasajero comenzó a sentir que le faltaba el aire y le solicitó que se detuviera para buscar ayuda, pero en cuestión de minutos se desvaneció.

 

De inmediato, el chofer del vehículo de alquiler marcó vía telefónica al 911 para solicitar ayuda, por lo que en minutos arribaron policías uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX y una ambulancia del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas.

 

Socorristas valoraron al sujeto de entre 55 y 60 años de edad, y diagnosticaron que ya había dejado de existir y como no tenía lesiones aparentes, la probable causa del deceso habría sido un infarto fulminante; derivado de esto, uniformados solicitaron la presencia del agente del ministerio público para que diera fe de lo sucedido.

 

Policías de investigación y peritos de la Procuraduría General de Justicia capitalina acudieron al lugar para levantar los primeros indicios y por orden del agente del ministerio público trasladaron el cadáver al anfiteatro delegacional en calidad de desconocido para que le fuera practicada la necropsia de ley.