Perecen dos hombres y una mujer

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Álvaro Velázquez

TOLUCA, Méx., 4 de agosto.- Tres personas, dos hombres y una mujer, que viajaban en una camioneta de tres y media toneladas, murieron prensadas entre los hierros retorcidos de la unidad, luego que el conductor irresponsablemente trató de ganarle el paso al tren y fue brutalmente embestido y arrastrado varios metros por la locomotora.
A consecuencia del golpazo, la camioneta quedó completamente despedazada y los tres tripulantes de la unidad murieron casi instantáneamente prensados entre los hierros retorcidos de la unidad, antes que paramédicos de SUEM y de la Cruz Roja les brindaran los primeros auxilios.
El accidente que originó fuerte movilización policiaca y de los diferentes cuerpos de emergencia, además de un severo caos vial, se registró minutos después de las 22:00 horas del jueves, en las vías del tren que cruzan la carretera Toluca-Atlacomulco, a la altura del kilómetro 8+500, antes del punto conocido como El Trébol, en el norte de Toluca.
Autoridades policiacas informaron que de acuerdo con las primeras investigaciones que se realizaron, los ahora occisos circulaban por la zona a bordo de una camioneta de tres y media toneladas, blanca, cuando en una acción materialmente suicida e irresponsable, el conductor de la unidad trató de ganarle el paso el tren y en ese momento fue brutalmente embestido y arrastrado varios metros por la máquina 4885 y 4524.
A consecuencia del brutal impacto, la camioneta se volteó y debido a que la locomotora la arrastró varios metros, quedó materialmente convertida en chatarra y en su interior quedaron atrapados entre los hierros retorcidos de la unidad los tres tripulantes que fueron identificados por medio de sus credenciales de elector como Marcelino, Shades y Edwin “N”, de 30, 21 y 24 años de edad, respectivamente.
Al tener conocimiento del mortal accidente, a la zona arribaron ambulancias y elementos de la CES, de la Policía Municipal y federal para prestar auxilio a los accidentados.
Mientras que los elementos policíacos acordonaron toda la zona y desviaban y daban fluidez al tránsito vehicular, los rescatistas iniciaron de lleno con sus labores de auxilio, aunque en ese momento determinaron que ya no había nada que hacer pues las tres personas que viajaban en la unidad ya estaban muertas.
Al lugar arribó el ministerio público, quien una vez que realizó las diligencias ministeriales, ordenó el levantamiento de los cadáveres y dio inicio a la carpeta de investigación por el delito de homicidio.