Misa de cuerpo presente al padre Machorro

Foto: José Melton

Misa de cuerpo presente al padre Machorro

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

MISA DE CUERPO PRESENTE PARA DESPEDIR AL PADRE MACHORRO, ASESINADO BRUTALMENTE EN CATEDRAL METROPOLITANA

Por Patricia Carrasco

Con una misa de cuerpo presente, se despidieron los restos mortales del Presbítero José Miguel Machorro Alcalá, en la Catedral Metropolitana, lugar donde fue apuñalado el pasado 15 de mayo.

Ante la familia de Machorro y los fieles de su parroquia de San Agustín Zoquipa, en la Merced Balbuena, entre otros que casi llenaron la Catedral, el obispo Antonio Ortega Franco, quien ofició la misa destacó la labor de los “sacerdotes buenos”, los que viven para los demás, no para ellos”.

La iglesia triste, pero indignada por el artero crimen del sacerdote originario de Jalpan, Puebla, lo despidió con aplausos y gran reconocimiento a su labor evangélica.

A las 19:23 horas llegó el féretro de madera del cura Machorro y la música sacra retumbó en la Catedral, un grupo de 6 personas lo cargaron y detrás venía la procesión de obispos y sacerdotes acompañado al obispo Auxiliar y del lado derecho, su mamá con muy triste, pero resignada.

El ataúd fue colocado en el suelo, y cada sacerdote a su paso hacia una reverencia y luego se bendijo con el incienso, para purificarlo. Después se colocó una casulla encima y una biblia.

En la ceremonia eucarística se pidió por el eterno descanso del sacerdote poblano y por la seguridad de los ministros de culto.

El obispo Ortega Franco oró porque la familia encuentre la paz luego de esta terrible noticia que puso fin a la vida del padre Machorro, de 56 años de edad.

“Nos unimos a las intenciones, a los deseos a lo que en este momento siente la familia y les decimos estamos con ustedes, que Dios los ayude en este momento tan difícil”, dijo en la homilía al recordar el trabajo evangelizador del sacerdote.

El obispo de la Cuarta Vicaría de la Arquidiócesis de México subrayó que se debe incentivar una cultura de defensa y respeto a la vida que tanta falta hace en la ciudad de México.

“Por nuestro hermano el padre José Miguel Machorro Alcalá elegido para hacer las veces de Cristo en medio de la comunidad cristiana, para que sea contada entre los servidores fieles y recibe el premio de sus trabajos”, se oró en la Catedral.

También se pidió porque la iglesia no sea “privada de los ministros necesarios en el evangelio”.

Al final de la misa, el padre fue despedido en medio de aplausos, ovaciones y diversas muestras de afecto. Su cuerpo fue traslado a una agencia funeraria de General Prim y Varsalles para embalsamarlo. Luego se lo llevarán a Jalpan, Puebla, cerca de Tehuacán, donde lo enterrarán junto a su padre y otros familiares.

Con este hecho, la Catedral se llenó de sangre, ya que nunca habían tenido un homicidio perpetrado por una personal que sin razón alguna, pero si con un gran conocimiento de lo que hacía, “ninguneando a la autoridad”.

Armando Martínez, abogado de la Arquidiócesis de México explicó que ahí fue donde atacaron al padre Machorro y lo menos que se podía hacer es celebrar una misa de cuerpo presente, donde fue brutalmente asesinado.

Es importante recordar que tras el ataque, estuvo internado un mes y medio. Fue dado de alta a pesar de que no recobró por completo su salud ya que padecía una fuerte infección.

En Tehuacán, Puebla, recibía una terapia de rehabilitación ya que la mitad de su cuerpo estaba paralizado. Ya que no cedía la infección, fue trasladado de emergencia a la Ciudad de México.

Pese a los esfuerzos médicos, el miércoles pasado se le decretó muerte cerebral y el corazón del padre Machorro, procedente de la diócesis de Papantla, y quien sirvió los últimos 20 años en la Arquidiócesis de México, dejó de latir ayer jueves a las 12:36.

El cardenal Norberto Rivera no estuvo presente, debido a que se encuentra en Houston, Texas, en una reunión de los Caballeros de Colón.

Ciudad de México.- Esta tarde fue oficiada una misa de cuerpo presente al Padre Jose Miguel Machorro, quien falleció luego de haber sido atacado a puñaladas el pasado 15 de mayo.

A la misa acudieron familiares amigos y personal de la Iglesia quienes lamentaron el ataque sufrido por el padre, mismo que resistió a las heridas, aunque su edad no le ayudó mucho y tras una larga batalla finalmente su corazón cedió.

HOMBRE IMPLICADO EN LA MUERTE DE UN SACERDOTE SERÁ ENJUICIADO POR HOMICIDIO CALIFICADO

* Lesionó al afectado con arma blanca en varias ocasiones

* Se reclasificó el delito debido a que la víctima falleció

La Procuraduría General de Justicia capitalina informa que el hombre implicado en el hecho antijurídico de homicidio calificado, en grado de tentativa, en perjuicio de un sacerdote a quien lesionó en varias ocasiones con un arma punzo cortante, el 15 de mayo de 2017, en la Catedral Metropolitana, será enjuiciado por el delito de homicidio calificado, debido a que la víctima falleció hoy.

El agresor continúa bajo la medida cautelar consistente en el sometimiento, cuidado, vigilancia e internamiento en el Centro Varonil de Readaptación Psicosocial (CEVARESPI).

Como resultado de la debida integración del expediente, el pasado 22 de mayo un Juez de Control vinculó a proceso al imputado y fijó cuatro meses para el cierre de la investigación, plazo que vence el próximo 22 de septiembre y fecha en que el agente del Ministerio Público acusará al posible participante de cometer el delito de homicidio calificado, para que se lleve a cabo el juicio correspondiente.

 

Fallece el padre  José Miguel Machorro

La Prensa en Línea

Ciudad de México.- La tarde de este jueves 3 de agosto falleció el Padre José Miguel Machorro Alcalá, luego de que lo declaran con muerte cerebral, informó la Arquidiócesis de México.

Mediante un comunicado, el Cardenal Norberto Rivera lamentó la muerte del cura, por lo que se une a la pena que embarga a toda la Iglesia mexicana.

De acuerdo a familiares del Cura fallecido, es posible que la misa de cuerpo presente se realice este día entre las 7 y 8 de la noche en Catedral

Quien ha sido llamado a la Casa del Padre este jueves 3 de agosto, en punto de las 12:36 horas, tras de haber padecido un doloroso  proceso tras el cobarde ataque que sufrió el pasado 15 de mayo en la Catedral de México.

“Que el Dios de la vida lo tenga ya en su presencia y que Santa María de Guadalupe dé consuelo y fortaleza a todos los fieles que han padecido junto con él este lamentable hecho, especialmente a sus familiares, que hoy sufren esta irremediable pérdida que a todos nos duele en lo más profundo.

Ayer por la noche la doctora Elida Roque de la Unidad de Terapia Intensiva del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, informó que el cura Machorro fue declarado con muerte cerebral.

Cabe señalar que el pasado 15 de mayo, el padre fue apuñalado cuando daba una misa en la Catedral de la Ciudad de México.

Con información de Patricia Carrasco

El padre Miguel Machorro se aferra a la vida

La Prensa en Línea

Ciudad de México.- La familia del padre José Miguel Machorro arribó a la capital del país en la espera de que el sacerdote, que fue atacado en la Catedral Metropolitana, parta al lado del Señor, indicó la Iglesia Católica.

El vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar comentó que la madrugada de este jueves los familiares del cura Machorro se despidieron de él, mientras su corazón late aún, aferrado a la vida. Cabe señalar que la tarde noche de este miércoles se le declaró con muerte cerebral, lo que fue mal interpretado y surgieron los pésame de amigos, aunque luego se aclaró que su corazón aún palpita.

“Se temía que en este último traslado se complicara la situación, sucedió. Es solamente esperar, ya el momento del desenlace, pues aún late su corazón”, explicó Hugo Valdemar

Ayer por la noche la doctora Elida Roque de la Unidad de Terapia Intensiva del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, informó que el cura Machorro fue declarado con muerte cerebral.

Cabe señalar que el padre, quien fuera apuñalado con un arma blanca el pasado 15 de mayo en el Altar del Perdón de la Catedral Metropolitana.