Featured Video Play Icon

Foto: Especial

Casi se comen a una niña dos Pitbull

  • La Prensa
  • en Policía

Por José Melton

Trágica muerte encontró una pequeña niña de 3 años de edad, al ser mordida en el rostro por un perro, de raza pitbull, que vivía junto a otros tres en el inmueble que ella habitaba, ubicada en la calle Museo, casi esquina con Diego Rivera, en la Colonia San Pablo Tepetlapa, perímetro de la Delegación Coyoacán.

De acuerdo a los primeros reportes policiacos, la menor se encontraba jugando en el patio del inmueble, como lo hacía normalmente, cuando al interior de la casa escucharon ladridos fuera de lo común y los gritos de la menor, por lo que de inmediato se asomaron y se llevaron la terrible sorpresa.

Cerca de las 11:25 horas, policías fueron alertados por un hombre de 66 años sobre un perro que acababa de morder en el rostro a su nieta, por lo que de inmediato se presentaron oficiales del sector Xotepingo, quienes se entrevistaron con el sujeto y solicitaron la presencia de una ambulancia para valorar a la menor.

TE PUEDE INTERESAR: Lo matan con un tiro en la cabeza y dejan mensaje de amenaza

Debido a que los cuatro perros, todos de la misma raza, se encontraban agresivos también fue solicitada la presencia de elementos de la Brigada de Vigilancia Animal de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, para que se hicieran cargo de los feroces animales.

En cuestión de minutos arribaron paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas y de Protección Civil de la Delegación Coyoacán, para valorar a la menor, pero diagnosticaron que la pequeña, identificada como Sara “N” de 3 años de edad, había perdido la vida a consecuencia de las heridas provocadas por las mordeduras del can.

Al escuchar el diagnóstico, la aterrorizada madre de la menor, identificada como Mónica “N” de 37 años de edad, intentó desarmar a uno de los policías que se encontraban en el lugar de la tragedia con la finalidad de arrancarle la vida a los cuatro perros que se encontraban en el lugar.

Policías del sector acordonaron la zona y solicitaron la presencia del agente del ministerio público para que, en conjunto con elementos de la Policía de Investigación y peritos de la Procuraduría capitalina recogieran los primeros indicios y, a su vez, trasladar el cadáver al anfiteatro delegacional para que le fuera practicada la necropsia de ley.

En tanto, uniformados detuvieron a quien dijo llamarse Eugenio “N”, de 39 años de edad, propietario de los perros, quien fue trasladado a la agencia del ministerio público adscrito a la coordinación territorial COY-1, instancia donde definirán la situación jurídica del detenido, en tanto, los canes fueron llevados a la base de la Brigada de Vigilancia Animal, donde estarán bajo resguardo hasta que se defina su destino.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE PUEDE INTERESAR