iSÓLO EXPLOTÓ!

Fotos: Jaime Llera

iSÓLO EXPLOTÓ!

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Raúl Macías.
Un fuerte estruendo cimbró las ventanas de viviendas localizadas cerca de una sucursal bancaria donde unos sujetos colocaron un artefacto explosivo; fue tan fuerte el ruido que hizo salir a varios vecinos de sus casas; pese a que desconocían lo que ocurría sintieron miedo de que se tratara de algo grave y prefirieron ponerse en sitios donde nada se les viniera abajo.
En ese momento que andaban a las afueras de casas y edificios localizados sobre Eje 10 Sur y Xocoyoacán, Colonia Santo Domingo, Delegación Coyoacán, vieron que el cruce de ambas calles estaban llenas de pedazos de vidrios y patrullas que los hizo no acudir hasta la esquina para ver de cerca lo ocurrido y entre ellos hablaban del ruido de la explosión.
Para ese momento las cámaras de videovigilancia del gobierno de la Ciudad de México ya apuntaban a las instalaciones de una sucursal de Banamex, pero otras eran dirigidas para todos los puntos cardinales en busca de alguien que se hiciera sospechoso como quien lanzara o colocara el artefacto explosivo de manufactura casera, según los policías.
La sucursal bancaria se encontraba casi en ruinas, y es que las estructuras de aluminio se encontraban dobladas y los cristales destrozados, pero no había señales de que alguien entrara a ese lugar tras registrarse el atentado; incluso los cajeros automáticos estaban en su lugar, sin que fueran abiertos, por ello se descarta que haya sido un atentado por un grupo criminal.
Más bien para las autoridades es una acción llevada a cabo por otras personas, que solamente quisieron infundir el miedo en la Ciudad de México, por lo que la mayoría de las sucursales bancarias dentro de la capital del país fue supervisada por los uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública, con el fin de evitar que alguien más quisiera colocar otro artefacto en otra demarcación.
Ayer en el lugar de la explosión, se informó que ninguna persona resultó lesionada, y se analizaron las estructuras del banco, ello para que los encargados del mismo, conozcan los daños que realizó el aparato
explosivo y que sean corregidos antes de que vuelvan a prestar el servicio a sus clientes.