Entre la vida y la muerte

Foto: Sol de Toluca

Entre la vida y la muerte

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Macrina Vázquez Chávez / El Sol de Toluca

Toluca, Estado de México.- Tras ser agredida por su padrastro y llevada hasta un hospital en Valle de Bravo donde permaneció un par de días por quemaduras de cigarrillo y fuerte traumatismo craneoencefálico, una pequeña fue traída vía aérea hasta un nosocomio en la capital del Estado de México.

Han transcurrido seis días. Alison, la niña de tan sólo un año nueve meses, originaria de Valle de Bravo, sigue luchando por salvar su vida, tras presuntamente ser agredida por su padrastro.

Cabe señalar que el pasado 19 de junio, cerca de las 15: 00 horas, un helicóptero del Grupo Relámpagos matrícula XC-ERA aterrizó en el helipuerto ubicado en el barrio La Magdalena, donde una ambulancia la esperaba para ingresarla al área de urgencias del hospital de la zona.

De acuerdo con información de los cuerpos de emergencia, la menor presentaba golpes, quemaduras de cigarrillo en varia partes del cuerpo, así como una lesión que le produjo  traumatismo craneoencefálico severo, por ello, fue internada en el hospital general de la región.

Durante su permanencia en el nosocomio, a Alison se le brindó protección, pues su agresor está prófugo de la justicia. Además, se le enviará a un albergue, con la finalidad de cuidar su integridad física.

Serán la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) y el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de la entidad (DIFEM), a través de la Procuraduría de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, las instancias encargadas de iniciar las investigaciones para dar con el presunto agresor de esta menor.

Cabe mencionar que, respecto al 2015, la Dirección General del DIFEM en la entidad reconoció que de los aproximadamente 400 niños que viven en los albergues del sistema estatal, alrededor de 150 padecieron maltrato infantil.

Asimismo, en el estado han ocurrido múltiples casos de maltrato infantil, por ejemplo, una niña scout fue agredida el pasado 30 de marzo de este año por sus compañeros, quienes incitados por su guía vaciaron refresco en la cabeza de la menor; este hecho se suscitó en el parque nacional Los Remedio, ubicado en Naucalpan.

Otro caso muy controversial se registró el 16 de mayo de 2014. Los médicos del hospital regional Tlalnepantla del Issemym luchaban por salvarle la vida a Owen, un niño de 5 años brutalmente golpeado por la pareja sentimental de su madre.

Mientras que en mayo de 2012, se dio a conocer el caso de Fernandito, un niño de 5 años que perdió la vista luego de que su madre le sacara los ojos porque no los cerró para orar durante un ritual en ciudad Nezahualcóyotl.

En casos como los anteriores, los nosocomios tienen que notificar al Ministerio Público sobre el ingreso de niños con lesiones, para que se inicie una carpeta de investigación a fin de esclarecer las causas de esas heridas y, así, deslindar responsabilidades.

De acuerdo con el Informe Nacional sobre Violencia y Salud, 2 niños con menos de 14 años mueren a causa de la violencia en México; mientras que el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) señala que en la mitad de los casos, es decir, 47 por ciento, la responsable es la madre y en el 29 por ciento, el padre, lo que significa que la familia debe ser el mejor lugar para proteger a los niños y niñas, no una zona de riesgo.