iEN VENGANZA!

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Apenas hace unos días dictaron sentencia contra integrantes de una familia que participaron en el secuestro de la hija de la ahora occisa; sujetos armados entraron a su negocio y le
dispararon junto a su sobrino; él sobrevivió

Rodrigo Miranda y Álvaro Velázquez
TOTOLTEPEC, Méx., 16 de febrero.- A unos días de que se dictó sentencia a integrantes de una familia por participar en un secuestro cometido en el año 2013, contra la hija de una mujer propietaria de una papelería ubicada en la Delegación de La Constitución Totoltepec, un par de sujetos acudió ayer a su negocio y ejecutó a la mujer, mientras que a su sobrino también le metieron un tiro en la cabeza, pero sobrevivió.
El crimen sucedió ayer por la mañana, luego de que dos sujetos vestidos de traje y ambos con un portafolio en las manos, acudieron a bordo de un auto a la papelería con razón social “Caminito de la Escuela”, localizada en la calle de Emiliano Zapata y Juan Escutia en la delegación antes referida, perteneciente al municipio de Toluca.
Una vez dentro del negocio, sacaron sus armas de fuego y asesinaron a la propietaria identificada como Isabel Nolasco Morales, de 37 años de edad. En la ejecución, los sujetos también le dispararon en la nuca a su sobrino de nombre Óscar “N”, de 17 años, quien también se encontraba en el domicilio mencionado.
Una vez que huyeron, vecinos reportaron el hecho a las autoridades policiacas y de emergencia, por lo que técnicos en urgencias médicas todavía alcanzaron con vida al joven, quien de inmediato fue llevado al Centro Médico Adolfo López Mateos.
Derivado de las primeras investigaciones, familiares de la víctima, mencionaron que en el año 2013, una de las hijas de la hoy extinta había sido secuestrada y producto de este hecho, se logró capturar a cuatro personas que supuestamente tuvieron que ver en el plagio.
Los asegurados en aquél entonces fueron Gabino “N” (padre), Gabino “N” (hijo), Erika “N” (hija) y Julia “N” (esposa), por lo que después de un largo proceso, apenas la semana pasada les dictaron una sentencia por el delito en mención.
Derivado de este asunto, familiares de la mujer asesinada, confesaron a las autoridades que hace tiempo, la víctima había recibido amenazas por integrantes de la familia de los supuestos plagiarios, y por lo mismo, aseguraban que ya una vez cumplida la sentencia, se vengaron y por ello acudieron a matar a doña Isabel.
Al lugar de los hechos, acudieron elementos de la CES y seguridad pública municipal, quienes acordonaron el domicilio hasta la llegada de autoridades ministeriales, quienes procedieron a efectuar las diligencias correspondientes, para luego llevar a cabo el levantamiento del cadáver que quedó sobre la cama de una de las habitaciones de su domicilio, donde tenía su negocio.
Habrá que esperar los resultados de las investigaciones respectivas que realicen las autoridades de la PGJEM y determinen si verdaderamente se trató de una venganza por parte de los familiares de los supuestos plagiarios.