Le cayó “ballena” encima y ni la SCT ni el Edomex responden

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

El Sol de Toluca

Alma Ríos

Toluca,Méx.-(OEM-Informex).-María Eugenia Díaz, hermana de José Juan Díaz Fuentes, el motociclista que murió tras el derrumbe ocurrido en el distribuidor vial de Alfredo del Mazo-López Portillo el domingo pasado, denunció que hasta el momento ni el gobierno ni la constructora responsable de la obra han cumplido con la atención y reparación del daño correspondiente.

Desmintió que los deudos hayan tenido acercamiento con los representantes de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y de la empresa, para brindar la atención y la indemnización que marca la Ley, como lo aseguró la dependencia federal el lunes pasado.

Refirió que los gastos funerarios han corrido a cuenta de la familia y conocidos del hoy occiso.

Además contradijo la versión de la SCT, quien informó que la víctima murió al chocar con las trabes caídas cuando viajaba en su motocicleta. Ella aseguró que su hermano fue aplastado por una de las pesadas estructuras.

Consideró que hubo negligencia de las autoridades y la empresa Jaguar Construcciones, al no tener bien aseguradas las trabes, pues de ser así la muerte de José Juan se hubiera evitado.

“El único delito que mi hermano cometió fue haber pasado por ahí, y la estructura se vino abajo, no hemos recibido ningún apoyo, por nuestros medios hemos buscado funeraria. Nadie ha tenido contacto con nosotros”, señaló.

Refirió que la víctima de 44 años tenía tres hijos menores de edad, de 17, 12 y 9 años, uno de los cuales padece una discapacidad y requiere de tratamiento, además de que estaba a cargo de   sus padres, quienes ya son adultos mayores.

Por tal motivo exigió justicia y el pago inmediato de una   indemnización, para mantener a los niños y garantizar sus estudios.

Por su parte Carlos Gabriel Ulloa González, perito en criminalista, aseguró que la muerte del motociclista originario de San Lorenzo Tepaltitlán “indudablemente”   fue a causa de la negligencia.

Explicó   que se inició una carpeta de investigación por homicidio culposo, pero los que resulten responsables pueden librarse de la prisión con el pago de una fianza, pero tienen la obligación moral de pagar una indemnización.

El regidor perredista Gabriel Medina Peralta, quien ofreció acompañamiento a la familia afectada, retó a las autoridades estatales a asumir su responsabilidad y brindarle a los afectados el mismo apoyo que en su momento ofrecieron a otras víctimas que atrajeron más reflectores.

“Si quisieran pagar la indemnización ya lo hubieran hecho, invitamos al gobierno del estado a venir y tomarse una selfie aquí, donde falleció una persona, que regale sinceridad y no un coche, que admita su responsabilidad”, manifestó.

 

Foto: web