¡ABREN FUEGO!

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp
Raúl Macías,
Foto: Rogelio Tinoco
Protegido por sus familiares se encontraba el cuerpo de un hombre de 24 años de edad, quien junto con una mujer fueron agredidos con un arma de fuego en calles de la Colonia Paraíso, pero se informó que ella solamente resultó lesionada y tuvo que ser trasladada al Hospital de Balbuena, en donde no se dio a conocer su estado de salud ni el sitio en que le entró el “plomo”.
Unos, sentados y, los otros, de pie se encontraban los familiares de las víctimas en el cruce de la calle Atlacililca y Juana de Arco, Colonia Paraíso, perímetro de la Delegación Iztapalapa; no daban crédito a lo ocurrido ya que horas antes todos convivieron en la cena navideña, y esta vez antes de que concluya el año tendrán que enterrar a uno de sus parientes.
Al llegar los elementos de la policía, como primeros correspondientes, se reunieron con familiares que ya estaban a un costado del cuerpo y pidieron que se les apoyara con una ambulancia para que trasladaran a la mujer a un hospital, porque fue alcanzada por un proyectil, y se encontraba desangrándose y en cuestión de minutos la llevaron al de Balbuena.
Presuntamente, en dicho de supuestos testigos oculares, desde una motocicleta le dispararon al joven y su acompañante, aunque también existe la versión de que uno de los agresores se transportaba en un automóvil, pero cualquiera de las dos que sea la verdad, elementos de la Policía de Investigación realizan diligencias en la zona en busca de los responsables.
Aunque también se llevó a cabo la toma de declaraciones de los familia con el objetivo de tener datos que los ayuden a localizar a los sujetos que accionaron sus armas de fuego en contra de la pareja, y así ver si es que tuvo problemas con algunos sujetos en la víspera de Navidad, o si se trató de otro tipo de venganza, por lo que sigue abierta la carpeta de investigación.
Al término del levantamiento de elementos de prueba en el lugar donde quedó el cuerpo de la víctima, como fueron los casquillos percutidos del arma utilizada, el agente del ministerio público en Iztapalapa ordenó que el cadáver fuera llevado al anfiteatro delegacional y posteriormente al Instituto de Ciencias Forenses en donde se le practicó la necropsia de ley y luego se lo entregaron a los deudos.