¡CONTRA AGUJA!

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp
Álvaro Velázquez,
Fotos: Luis A. Barrera
VALLE DE CHALCO, Méx., 21 de diciembre.- Un joven de entre 25 y 30 años de edad que viajaba en el asiento del copiloto de un automóvil golf, perdió la vida trágicamente ayer por la mañana, luego de que el conductor de la unidad que iba a toda velocidad, perdió el control del auto y chocó brutalmente de frente y se subió contra un muro de contención, quedando casi partido en dos.
Mientras que el desafortunado joven quedó casi instantáneamente muerto dentro del auto, el conductor rápidamente bajó de la unidad para darse a la fuga, antes de que la policía llegara y lo detuviera.
El accidente que costó la vida de este individuo, hasta el momento desconocido, se registró minutos antes de las 10 de la mañana de este miércoles, en el kilómetro 28 de la carretera México-Puebla, a la altura de este municipio.
Reportes policiacos señalan que el ahora occiso viajaba en el asiento del copiloto de un automóvil golf de color verde, que era conducido a toda velocidad por un amigo, cuando repentinamente dicho sujeto, por la misma velocidad que llevaba perdió el control del auto y chocó brutalmente de frente y se subió contra un muro de contención.
A consecuencia del impacto y debido a que no llevaba puesto el cinturón de seguridad, el malogrado hombre salió proyectado y se golpeó brutalmente la cabeza contra el parabrisas del auto y luego, rebotó para caer casi instantáneamente muerto sobre su mismo asiento.
Posteriormente, cuando paramédicos de Protección Civil llegaron, luego del llamado de auxilio de algunos automovilistas, y trataron de brindarle los primeros auxilios determinaron que ya no había nada que hacer, pues ya había fallecido, a consecuencia del golpazo que recibió en la cabeza.
Al tener conocimiento del accidente, mientras que policías federales acordonaban toda la zona y desviaban el tránsito vehicular, el agente del ministerio público se presentó en el lugar, donde una vez que realizó las diligencias ministeriales y ordenó el levantamiento del cadáver, dio inicio a la carpeta de investigación correspondiente por el delito de homicidio, contra quien resulte responsable.