Pereció adulta mayor calcinada en Iztapalapa

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp
Raúl Macías
Fotos: Luis A. Barrera
La “doñita” ya no recorrió ayer las calles por las que habitualmente caminaba todos los días; ya no le sonrió a los vecinos y tampoco convivió con nadie, porque largas “lenguas de fuego” la devoraron hasta dejarla casi calcinada en el interior de una camioneta en donde pernoctaba; se desconoce qué fue lo que originó el incendio que estuvo a punto de llegar a una vivienda.
Por la mañana de ayer, vecinos de la Avenida Anastasio Bustamante, Colonia Presidentes de México, alertaron a los bomberos; les dijeron que una camioneta que estaba estacionada en la calle se estaba calcinando, que las llamas amenazaban con pasarse a las viviendas, y en lo que llegaban los “tragahumo” con cubetas intentaron sofocar el fuego, sin poderlo lograr.
Bomberos de la Delegación Iztapalapa se presentaron en el lugar y se dieron a la tarea de apagar el fuego; fueron varios minutos de arduo trabajo, hasta que finalmente lograron tener el control, siendo entonces ese momento, en que se percataron que en la parte delantera de la camioneta, se encontraba el cuerpo calcinado de una persona del sexo femenino, por lo que hicieron unas preguntas a los vecinos.
Sin dar crédito a lo que les decían, las personas les explicaron que desde hace vario tiempo, una señora pernoctaba en el interior de la camioneta, pero que desconocían que todavía se encontrara ahí, toda vez que desde temprano se levantaba y recorría las calles de la colonia, pero no pudieron dar muchos datos sobre la hoy occisa, solamente que se encontraba en situación de calle.
Como una persona perdió la vida en este incendio, peritos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, iniciaron las primeras indagatorias con el fin de conocer en dónde se originó el siniestro, por lo que buscaron en la parte delantera de la camioneta, alguna colilla que pudiera haber sido la causante del fuego, pero será en las próximas horas cuando se tenga el reporte final.