¡SE PONEN SALVAJES!

Foto: Luis A. Barrera

¡SE PONEN SALVAJES!

  • La Prensa
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Álvaro Velázquez

ATIZAPÁN DE ZARAGOZA, Méx., 30 de noviembre.- Al menos 27 personas lesionadas, entre las que figuraba una reportera de un medio de comunicación nacional, y decenas de personas detenidas, fue el saldo que dejó violento desalojo que realizaron esta mañana elementos de la Policía Estatal de más de 700 personas que se encontraban asentadas presuntamente de manera ilegal en un predio, ubicado en un cerro de esta localidad.

Aunque autoridades policiacas manejaron con mucho hermetismo este caso, trascendió que el violento desalojo se registró al filo de las 6 de la mañana de hoy miércoles, en el predio denominado Loma Larga, ubicado en la parte alta de la Colonia Calacoaya, en este municipio.

Se dijo que en dicho terreno se encontraban asentadas de manera ilegal, desde hace varios años, al menos 700 personas que aseguraban que habían sido víctimas de un fraude por parte de un grupo de ejidatarios que les habían vendido en pagos varios lotes que en la actualidad los seguían pagando.

Sin embargo, se dijo, como representantes de la empresa denominada Frisa demostraron con documentación que eran los legítimos dueños del predio e interpusieron una denuncia para recuperar la propiedad, esta mañana en cumplimiento con una orden de un Juez, elementos de la CES arribaron al lugar, con la intención de desalojar a las personas que habitaban el inmueble.

Sin embargo, como la gente se negó y por todos los medios trató de conservar lo que consideraban su patrimonio, elementos policiacos tuvieron que emplear la fuerza pública para desalojarlos, por lo que en ese momento se inició un violento enfrentamiento, donde se informó salieron a relucir palos, tubos, piedras y gases lacrimógenos, que dejó como resultado 27 personas lesionadas y decenas de detenidos.

Sin embargo, se denunció que los guardianes del orden se sobrepasaron en sus funciones, pues se dijo que golpearon brutalmente a varias personas, entre las que figuraban una reportera de un medio de comunicación nacional que cumplía con su labor informativa, a la que humillaron y sobajaron e incluso se dijo que los policías entraron a las casas para saquearlas y sacar de manera violenta a varios de los moradores, a quienes finalmente trasladaron en calidad de detenidos a las instalaciones del centro de justicia de Torre-Tlalne, donde quedaron a disposición del ministerio público.