/ jueves 19 de diciembre de 2019

Tragedia en Perú pone bajo la lupa a McDonald's

Dos adolescentes murieron electrocutados en un local; investigan entre protestas

LIMA. McDonald's está en el centro de la escena en Perú tras la muerte de dos empleados que realizaban labores de limpieza en uno de sus locales, mientras crecían las críticas a las cadenas de comida rápida y el debate sobre las condiciones laborales en el país.

Carlos Campos y Alexandra Porras, de 18 y 19 años, eran novios desde el colegio y trabajaban en un McDonald's en el distrito limeño de clase media Pueblo Libre.

Ambos de clase humilde, habían planificado una vida juntos. pero murieron el domingo tras recibir descargas eléctricas mientras limpiaban una cocina. La fiscalía abrió una investigación y la cadena podría ser multada hasta con 56 mil dólares..

Arcos Dorados Holdings, que posee la franquicia y opera los restaurantes McDonald's en Perú y otras partes de América Latina, dijo en una comunicado por Twitter que está cooperando con las autoridades locales en la investigación.

La compañía informó el cierre de sus 29 restaurantes en Perú durante dos días hasta que culmine una inspección propia y que su personal recibirá su pago por a las jornadas de cierre.

La fiscalía de Perú informó que en un plazo de 40 días la policía de investigación criminal deberá enviar el resultado de las pesquisas, para que el Ministerio Público evalúe los hechos y se pronuncie.

La pareja fue sepultada en un mismo cementerio en Lima, por decisión de sus familiares. “Necesitamos la verdad”, dijo Jhoana Inga, durante el sepelio de su hija Alexandra, mientras decenas de jóvenes y vecinos del distrito residencial de Miraflores protestaron frente a un local de McDonald's, demandando mejores condiciones laborales en los restaurantes del país.

La protesta se trasladó a las redes sociales, mientras al menos dos jóvenes que dicen haber trabajado en algunas cadenas de comida rápida comenzaron a denunciar supuestos abusos.

Casi 200 accidentes de trabajo mortales se han registrado en Perú desde que comenzó 2019.

LIMA. McDonald's está en el centro de la escena en Perú tras la muerte de dos empleados que realizaban labores de limpieza en uno de sus locales, mientras crecían las críticas a las cadenas de comida rápida y el debate sobre las condiciones laborales en el país.

Carlos Campos y Alexandra Porras, de 18 y 19 años, eran novios desde el colegio y trabajaban en un McDonald's en el distrito limeño de clase media Pueblo Libre.

Ambos de clase humilde, habían planificado una vida juntos. pero murieron el domingo tras recibir descargas eléctricas mientras limpiaban una cocina. La fiscalía abrió una investigación y la cadena podría ser multada hasta con 56 mil dólares..

Arcos Dorados Holdings, que posee la franquicia y opera los restaurantes McDonald's en Perú y otras partes de América Latina, dijo en una comunicado por Twitter que está cooperando con las autoridades locales en la investigación.

La compañía informó el cierre de sus 29 restaurantes en Perú durante dos días hasta que culmine una inspección propia y que su personal recibirá su pago por a las jornadas de cierre.

La fiscalía de Perú informó que en un plazo de 40 días la policía de investigación criminal deberá enviar el resultado de las pesquisas, para que el Ministerio Público evalúe los hechos y se pronuncie.

La pareja fue sepultada en un mismo cementerio en Lima, por decisión de sus familiares. “Necesitamos la verdad”, dijo Jhoana Inga, durante el sepelio de su hija Alexandra, mientras decenas de jóvenes y vecinos del distrito residencial de Miraflores protestaron frente a un local de McDonald's, demandando mejores condiciones laborales en los restaurantes del país.

La protesta se trasladó a las redes sociales, mientras al menos dos jóvenes que dicen haber trabajado en algunas cadenas de comida rápida comenzaron a denunciar supuestos abusos.

Casi 200 accidentes de trabajo mortales se han registrado en Perú desde que comenzó 2019.

Policiaca

Al menos cinco balazos le cortaron la vida en Álvaro Obregón

El cuerpo quedó recostado junto a un automóvil con cromática de Taxi