/ miércoles 14 de abril de 2021

“Termina la guerra más larga de EU”, Biden retira tropas en Afganistán

Después de 20 años Biden designó el 11 de septiembre como plazo para que los últimos militares estadounidenses dejen el país

El presidente Joe Biden anunció el miércoles que es momento de "terminar la guerra más larga de Estados Unidos" y proceder a la retirada incondicional de tropas de Afganistán, donde pasaron dos décadas en una sangrienta, y en muchos aspectos infructuosa, batalla contra los talibanes.

Apodada como la "guerra eterna", la ofensiva del ejército estadounidense en el país comenzó como respuesta a los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Ahora, 20 años después -y con casi 2.400 soldados estadounidenses fallecidos y decenas de miles de muertes afganas-, Biden designó el 11 de septiembre como plazo para que los últimos militares estadounidenses dejen el país.

La guerra, como poco, se encuentra estancada.

El gobierno de Kabul, con apoyo internacional, controla débilmente solo algunas partes del país, mientras los talibanes se fortalecen. Cada vez más voces predicen que los insurgentes tratarán de hacerse con todo el poder en cuanto desaparezca la cobertura militar de Washington.

En el discurso que pronunciará este miércoles, Biden debe decirle a los estadounidenses que hay que aceptar que no existe otra alternativa.

"No podemos seguir el ciclo de extender o de expandir nuestra presencia militar en Afganistán esperando crear las condiciones ideales para una retirada, esperando un resultado diferente", afirmará, según los extractos publicados.

"Soy el cuarto presidente estadounidense que preside con la presencia de tropas de Estados Unidos en Afganistán. Dos republicanos. Dos demócratas", debe decir. "No le pasaré esta responsabilidad a un quinto".

La decisión de Biden no es ninguna sorpresa. La guerra es muy impopular entre los votantes y su predecesor en la Casa Blanca, Donald Trump, ya se había comprometido a una salida incluso anterior: el 1 de mayo.

El senador Bernie Sanders, aliado de Biden, consideró "valiente" la decisión del demócrata.

También llegaron, sin embargo, críticas inmediatas de algunos sectores que consideran que Washington está abandonando al gobierno afgano y fortaleciendo a los yihadistas.

"Vamos a ayudar a nuestros adversarios a que celebren el aniversario de los atentados del 11 de septiembre, envolviendo el país para regalo y devolviéndoselo", lamentó el senador republicano Mitch McConnell.

- Sin condiciones -

El presidente afgano, Ashraf Ghani, insistió el miércoles tras una conversación telefónica con Biden que sus fuerzas son "totalmente capaces" de defender al país.

El demócrata, por su parte, debe decir en su discurso que Estados Unidos continuará apoyando al gobierno afgano, solo que no militarmente.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, enfatizó también que Washington espera que los talibanes "respeten sus compromiso" de mantener a los grupos yihadistas antiestadounidenses fuera de Afganistán cuando se complete la retirada.

La partida marcará, sin embargo, un profundo cambio en la influencia de la asediada administración local y sus fuerzas de seguridad, entrenadas por Estados Unidos y la coalición.

Biden había estudiado la posibilidad de mantener una fuerza residual para luchar contra Al Qaida u otros grupos yihadistas. También valoró supeditar la retirada a la situación sobre el terreno o a las lentas conversaciones de paz.

Pero finalmente solo dejará a un número limitado de personal para custodiar instalaciones como la embajada de Estados Unidos en Kabul.

En ese marco, la ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, aseguró el miércoles que la OTAN probablemente se unirá a Estados Unidos en la retirada de sus tropas.

Y, según el periódico The Times, Reino Unido también retirará sus aproximadamente 750 soldados.

Rusia, de su lado, estimó que retrasar hasta septiembre la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán podría provocar una "escalada", ya que Washington estaría revocando su acuerdo con los talibanes.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

El presidente Joe Biden anunció el miércoles que es momento de "terminar la guerra más larga de Estados Unidos" y proceder a la retirada incondicional de tropas de Afganistán, donde pasaron dos décadas en una sangrienta, y en muchos aspectos infructuosa, batalla contra los talibanes.

Apodada como la "guerra eterna", la ofensiva del ejército estadounidense en el país comenzó como respuesta a los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Ahora, 20 años después -y con casi 2.400 soldados estadounidenses fallecidos y decenas de miles de muertes afganas-, Biden designó el 11 de septiembre como plazo para que los últimos militares estadounidenses dejen el país.

La guerra, como poco, se encuentra estancada.

El gobierno de Kabul, con apoyo internacional, controla débilmente solo algunas partes del país, mientras los talibanes se fortalecen. Cada vez más voces predicen que los insurgentes tratarán de hacerse con todo el poder en cuanto desaparezca la cobertura militar de Washington.

En el discurso que pronunciará este miércoles, Biden debe decirle a los estadounidenses que hay que aceptar que no existe otra alternativa.

"No podemos seguir el ciclo de extender o de expandir nuestra presencia militar en Afganistán esperando crear las condiciones ideales para una retirada, esperando un resultado diferente", afirmará, según los extractos publicados.

"Soy el cuarto presidente estadounidense que preside con la presencia de tropas de Estados Unidos en Afganistán. Dos republicanos. Dos demócratas", debe decir. "No le pasaré esta responsabilidad a un quinto".

La decisión de Biden no es ninguna sorpresa. La guerra es muy impopular entre los votantes y su predecesor en la Casa Blanca, Donald Trump, ya se había comprometido a una salida incluso anterior: el 1 de mayo.

El senador Bernie Sanders, aliado de Biden, consideró "valiente" la decisión del demócrata.

También llegaron, sin embargo, críticas inmediatas de algunos sectores que consideran que Washington está abandonando al gobierno afgano y fortaleciendo a los yihadistas.

"Vamos a ayudar a nuestros adversarios a que celebren el aniversario de los atentados del 11 de septiembre, envolviendo el país para regalo y devolviéndoselo", lamentó el senador republicano Mitch McConnell.

- Sin condiciones -

El presidente afgano, Ashraf Ghani, insistió el miércoles tras una conversación telefónica con Biden que sus fuerzas son "totalmente capaces" de defender al país.

El demócrata, por su parte, debe decir en su discurso que Estados Unidos continuará apoyando al gobierno afgano, solo que no militarmente.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, enfatizó también que Washington espera que los talibanes "respeten sus compromiso" de mantener a los grupos yihadistas antiestadounidenses fuera de Afganistán cuando se complete la retirada.

La partida marcará, sin embargo, un profundo cambio en la influencia de la asediada administración local y sus fuerzas de seguridad, entrenadas por Estados Unidos y la coalición.

Biden había estudiado la posibilidad de mantener una fuerza residual para luchar contra Al Qaida u otros grupos yihadistas. También valoró supeditar la retirada a la situación sobre el terreno o a las lentas conversaciones de paz.

Pero finalmente solo dejará a un número limitado de personal para custodiar instalaciones como la embajada de Estados Unidos en Kabul.

En ese marco, la ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, aseguró el miércoles que la OTAN probablemente se unirá a Estados Unidos en la retirada de sus tropas.

Y, según el periódico The Times, Reino Unido también retirará sus aproximadamente 750 soldados.

Rusia, de su lado, estimó que retrasar hasta septiembre la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán podría provocar una "escalada", ya que Washington estaría revocando su acuerdo con los talibanes.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

República

Ex gobernador de Aguascalientes inicia proceso en libertad por defraudación fiscal

Como medida precautoria el Juez obligó al ex gobernador Luis Armando “R” presentarse cada 15 días ante la Unidad de Medidas Cautelares, a efecto de firmar y garantizar su comparecencia en el proceso penal

República

Ex gobernador de Aguascalientes inicia proceso en libertad por defraudación fiscal

Como medida precautoria el Juez obligó al ex gobernador Luis Armando “R” presentarse cada 15 días ante la Unidad de Medidas Cautelares, a efecto de firmar y garantizar su comparecencia en el proceso penal

Metrópoli

Presenta Sheinbaum a nuevos titulares de cuatro secretarías  

Además de los cambios en las secretarias, la mandataria presentó ajustes en las subsecretaria de Gobierno, Asuntos Metropolitanos, Programas Delegacionales y Vía Pública y la dirección del Instituto del Deporte

Policiaca

Encuentran sin vida a indigente en Monumento al Boxeador, en la Lagunilla

Los primeros reportes indican que la posible muerte de la persona en situación vulnerable se debió a un infarto fulminante

Metrópoli

Conmemoró Congreso CDMX en sesión solemne los terremotos de 1985 y 2017

Diferentes bancadas llamaron al gobierno a dotar de recursos y equipamiento a los cuerpos de protección civil para la prevención y atención de desastres

Metrópoli

Plantea Von Roehrich fondo de rescate económico
 para CDMX

Acusa el diputado panista, que la ciudad de México necesita se atiendan las prioridades de los capitalinos “y no a seguir creciendo la nómina”