/ miércoles 2 de septiembre de 2020

Papa realiza primera audiencia pública en seis meses

La audiencia, en la que el Papa anunció un día de oración y ayuno por el Líbano, se celebró en el patio de San Dámaso del Palacio Apostólico del Vaticano

El Papa Francisco realizó el miércoles su primera audiencia general semanal en público en seis meses, sonriendo y conversando en medio del levantamiento de las limitaciones impuestas por causa del coronavirus.

La audiencia, en la que el Papa anunció un día de oración y ayuno por el Líbano, se celebró en el patio de San Dámaso del Palacio Apostólico del Vaticano. A los visitantes se les tomó la temperatura y casi todos entre la audiencia de aproximadamente 500 personas usaron mascarillas.

Foto: Reuters

"Después de tantos meses, retomamos nuestros encuentros cara a cara y no pantalla a pantalla, cara a cara, y es hermoso", declaró el Pontífice al inicio de la audiencia.

La última vez que el Papa celebró una audiencia con público fue a principios de marzo. Después de eso, la pandemia lo obligó a realizar audiencias virtuales transmitidas desde la biblioteca papal oficial por televisión o internet, experiencia que describió como similar a estar "enjaulado".

Francisco parecía estar energizado por la multitud, a pesar de que estaba muy lejos de las decenas de miles que pude albergar la Plaza de San Pedro, donde generalmente se realizan audiencias al aire libre.

Foto: Reuters

El Papa besó una bandera libanesa que le entregó el sacerdote libanés Georges Breidi e inclinó la cabeza para decir una oración en silencio por el país, que el mes pasado sufrió una enorme explosión en uno de sus puertos y que está sumido en crecientes tensiones sectarias.

Al final de la audiencia, Francisco invitó al sacerdote al frente para sostener la bandera mientras hacía un llamado a la paz y al diálogo en el Líbano.

Anunció que el viernes 4 de septiembre sería un día de oración y ayuno por el Líbano y que enviaría a su secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, el número dos en la jerarquía del Vaticano, a Beirut ese día para representarlo. También invitó a participar a miembros de otras religiones.

"El Líbano no puede abandonarse a sí mismo", dijo Francisco, pidiendo a políticos y líderes religiosos que se comprometan con "sinceridad y transparencia" a reconstruir el país y que las naciones ayuden "sin involucrarse en tensiones regionales".



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

El Papa Francisco realizó el miércoles su primera audiencia general semanal en público en seis meses, sonriendo y conversando en medio del levantamiento de las limitaciones impuestas por causa del coronavirus.

La audiencia, en la que el Papa anunció un día de oración y ayuno por el Líbano, se celebró en el patio de San Dámaso del Palacio Apostólico del Vaticano. A los visitantes se les tomó la temperatura y casi todos entre la audiencia de aproximadamente 500 personas usaron mascarillas.

Foto: Reuters

"Después de tantos meses, retomamos nuestros encuentros cara a cara y no pantalla a pantalla, cara a cara, y es hermoso", declaró el Pontífice al inicio de la audiencia.

La última vez que el Papa celebró una audiencia con público fue a principios de marzo. Después de eso, la pandemia lo obligó a realizar audiencias virtuales transmitidas desde la biblioteca papal oficial por televisión o internet, experiencia que describió como similar a estar "enjaulado".

Francisco parecía estar energizado por la multitud, a pesar de que estaba muy lejos de las decenas de miles que pude albergar la Plaza de San Pedro, donde generalmente se realizan audiencias al aire libre.

Foto: Reuters

El Papa besó una bandera libanesa que le entregó el sacerdote libanés Georges Breidi e inclinó la cabeza para decir una oración en silencio por el país, que el mes pasado sufrió una enorme explosión en uno de sus puertos y que está sumido en crecientes tensiones sectarias.

Al final de la audiencia, Francisco invitó al sacerdote al frente para sostener la bandera mientras hacía un llamado a la paz y al diálogo en el Líbano.

Anunció que el viernes 4 de septiembre sería un día de oración y ayuno por el Líbano y que enviaría a su secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, el número dos en la jerarquía del Vaticano, a Beirut ese día para representarlo. También invitó a participar a miembros de otras religiones.

"El Líbano no puede abandonarse a sí mismo", dijo Francisco, pidiendo a políticos y líderes religiosos que se comprometan con "sinceridad y transparencia" a reconstruir el país y que las naciones ayuden "sin involucrarse en tensiones regionales".



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Policiaca

Desde un auto en marcha, arrojan cadáver en calles de la Benito Juárez

Los hechos se registraron frente a una gasolinera en la calle Ajusco esquina con Calzada de Tlalpan en la colonia Portales Norte

Policiaca

Carambola en Calzada San Antonio Abad deja al menos 20 autos chocados

La carambola ocurrió debido a que automovilistas perdieron el control por el derrame de combustible y diésel en la cinta asfáltica

Metrópoli

Manifestaciones y marchas para este martes en CDMX

Se espera la manifestación “El Infierno en la Tierra”, para denunciar a la “Fundación Black Jaguar White Tiger”, por presunto maltrato animal

Política

AMLO defiende a Ken Salazar ante dudas de funcionarios estadounidenses

López Obrador defendió al embajador de Estados Unidos, luego de que The New York Times publicara un texto sobre las dudas que hay en el gobierno estadounidense sobre su desempeño

Policiaca

Incendio deja daños en tienda de abarrotes en la GAM

Gracias a la oportuna intervención de los bomberos se evitó la propagación del fuego

Política

Es indigno: AMLO critica cateo estatal en casa de Alito Moreno

El presidente aseguró que no defiende al líder del PRI, pero considera que las acciones de las autoridades no fueron correctas

Metrópoli

Familias de Chalco, en alerta por aparición de grietas en calles tras intensas lluvias

Familias de la unidad habitacional Pueblo Nuevo demandaron pronta atención debido al peligro que prevalece en la zona