/ domingo 4 de octubre de 2020

Genera críticas encíclica “Frantelli tutti” por señalamientos de no usar lenguaje inclusivo

Mujeres católicas piden al papa Francisco escuche sus cuestionamientos y evite cualquier malentendido en cuanto a quién está dirigida

Ciudad del Vaticano, 30 sep (EFE).- La nueva encíclica del papa que se publicará el próximo 4 de octubre ha encendido el debate por la elección de su título "Fratelli tutti" (Hermanos todos), la célebre frase de San Francisco de Asís, al no tener en cuenta el cambio de los tiempos y la posibilidad de utilizar el lenguaje inclusivo de género: hermanos y hermanas.

El nombre de la próxima encíclica, que será la tercera para el papa Francisco tras la escrita con Benedicto XVI Lumen Fidei (2013), y "Laudato si'" (2015), ha provocado las críticas de teólogas y de asociaciones de mujeres católicas que han pedido que se considere el cambio.

Aunque el título del documento papal se mantendrá en italiano en las traducciones en los diferentes idiomas, alegan que era muy fácil haber llamado a la encíclica "Fratelli e sorelle tutte" (Hermanos y hermanas todos) sin cambiar el sentido de las palabras de San Francisco de Asís.

El Catholic Women's Council, una coalición de redes de mujeres católicas de todo el mundo, movilizadas para el pleno reconocimiento de la dignidad e igualdad de la mujer en la Iglesia, han escrito una carta abierta al pontífice argentino en la que expresan su "profunda preocupación" por el nombre de la próxima encíclica.

"Entendemos que el título viene de una cita de San Francisco, y sabemos que su intención es incluir a toda la humanidad. Sin embargo, el sustantivo masculino alienará a muchos, en un momento en el que las mujeres en muchos idiomas y culturas diferentes se resisten a que se les diga que el masculino está pensado genéricamente", escriben.

Añaden que "en el mejor de los casos es una distracción, y en el peor es un serio obstáculo. Esta desafortunada situación puede ser fácilmente rectificada con la inclusión de «sorelle» así como «fratelli» en el título. Esto aseguraría que las traducciones incluyan tanto a las hermanas como a los hermanos en todos los idiomas, y evitaría cualquier malentendido en cuanto a quién está dirigida".

"Sabemos que una modificación tan pequeña estaría de acuerdo con el espíritu de San Francisco, y con sus propias intenciones. Le instamos a que demuestre que está abierto al diálogo y que escuche las voces de las mujeres. Hacer este pequeño cambio sería un poderoso mensaje de que nos ha escuchado", concluyen.

Por su parte, el Vaticano señaló en un artículo de su director editorial, Andrea Tornielli, "que es una cita de San Francisco (que se encuentra en las Admoniciones) y que el papa obviamente no la ha cambiado".

"Pero sería absurdo pensar que el título, en su formulación, contiene alguna intención de excluir de los destinatarios a más de la mitad de los seres humanos, a saber, las mujeres", añadió.

"Por el contrario, Francisco eligió las palabras del santo de Asís para inaugurar una reflexión que le interesa mucho sobre la fraternidad y la amistad social y, por lo tanto, tiene la intención de dirigirse a todas sus hermanas y hermanos, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que pueblan la tierra. A todos, de una manera inclusiva y nunca exclusiva", aseguró.

No sólo mujeres. En las redes sociales, el economista Luigi Bruni, columnista del diario católico italiano Avvenire, pedía: "Querido papa Francisco, cuando aún hay tiempo, por favor cambie el título de la nueva encíclica. Que Hermanos (sin hermanas) no se puede usar en 2020. Nos has enseñado el peso de las palabras. El título devorará el contenido y sería una lástima". EFE


Ciudad del Vaticano, 30 sep (EFE).- La nueva encíclica del papa que se publicará el próximo 4 de octubre ha encendido el debate por la elección de su título "Fratelli tutti" (Hermanos todos), la célebre frase de San Francisco de Asís, al no tener en cuenta el cambio de los tiempos y la posibilidad de utilizar el lenguaje inclusivo de género: hermanos y hermanas.

El nombre de la próxima encíclica, que será la tercera para el papa Francisco tras la escrita con Benedicto XVI Lumen Fidei (2013), y "Laudato si'" (2015), ha provocado las críticas de teólogas y de asociaciones de mujeres católicas que han pedido que se considere el cambio.

Aunque el título del documento papal se mantendrá en italiano en las traducciones en los diferentes idiomas, alegan que era muy fácil haber llamado a la encíclica "Fratelli e sorelle tutte" (Hermanos y hermanas todos) sin cambiar el sentido de las palabras de San Francisco de Asís.

El Catholic Women's Council, una coalición de redes de mujeres católicas de todo el mundo, movilizadas para el pleno reconocimiento de la dignidad e igualdad de la mujer en la Iglesia, han escrito una carta abierta al pontífice argentino en la que expresan su "profunda preocupación" por el nombre de la próxima encíclica.

"Entendemos que el título viene de una cita de San Francisco, y sabemos que su intención es incluir a toda la humanidad. Sin embargo, el sustantivo masculino alienará a muchos, en un momento en el que las mujeres en muchos idiomas y culturas diferentes se resisten a que se les diga que el masculino está pensado genéricamente", escriben.

Añaden que "en el mejor de los casos es una distracción, y en el peor es un serio obstáculo. Esta desafortunada situación puede ser fácilmente rectificada con la inclusión de «sorelle» así como «fratelli» en el título. Esto aseguraría que las traducciones incluyan tanto a las hermanas como a los hermanos en todos los idiomas, y evitaría cualquier malentendido en cuanto a quién está dirigida".

"Sabemos que una modificación tan pequeña estaría de acuerdo con el espíritu de San Francisco, y con sus propias intenciones. Le instamos a que demuestre que está abierto al diálogo y que escuche las voces de las mujeres. Hacer este pequeño cambio sería un poderoso mensaje de que nos ha escuchado", concluyen.

Por su parte, el Vaticano señaló en un artículo de su director editorial, Andrea Tornielli, "que es una cita de San Francisco (que se encuentra en las Admoniciones) y que el papa obviamente no la ha cambiado".

"Pero sería absurdo pensar que el título, en su formulación, contiene alguna intención de excluir de los destinatarios a más de la mitad de los seres humanos, a saber, las mujeres", añadió.

"Por el contrario, Francisco eligió las palabras del santo de Asís para inaugurar una reflexión que le interesa mucho sobre la fraternidad y la amistad social y, por lo tanto, tiene la intención de dirigirse a todas sus hermanas y hermanos, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que pueblan la tierra. A todos, de una manera inclusiva y nunca exclusiva", aseguró.

No sólo mujeres. En las redes sociales, el economista Luigi Bruni, columnista del diario católico italiano Avvenire, pedía: "Querido papa Francisco, cuando aún hay tiempo, por favor cambie el título de la nueva encíclica. Que Hermanos (sin hermanas) no se puede usar en 2020. Nos has enseñado el peso de las palabras. El título devorará el contenido y sería una lástima". EFE


Policiaca

Asesinan a balazos a un hombre sobre Avenida Tláhuac, Iztapalapa

Vecinos de la zona se despertaron al escuchar una serie de balazos y de inmediato dieron aviso a la policía capitalina