/ domingo 2 de febrero de 2020

G7 abordará una respuesta coordinada al coronavirus

El ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, declaró hoy que los estados que integran el G7, tienen previsto hablar sobre la enfermedad

Berlín.- El ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, declaró hoy que los estados que integran el G7, el grupo de los países más industrializados, tienen previsto hablar sobre una respuesta coordinada al coronavirus.

En una rueda de prensa para informar sobre la situación en Alemania, donde ya hay diez casos confirmados, el ministro dijo haber hablado ayer con teléfono con su homólogo estadounidense para hacer una evaluación conjunta.

Spahn precisó que ambos coincidieron en la necesidad de celebrar una teleconferencia de ministros del G7 -Alemania, Estados Unidos, Canadá, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido- para coordinar una respuesta común.

"No tiene sentido si un país toma medidas por sí solo, menos aún en Europa", dijo.

Foto: AFP

Asimismo señaló que está en contacto con los socios europeos y las autoridades regionales con el fin de estudiar qué medidas tomar, sobre todo en vista a la decisión del Gobierno estadounidense de prohibir temporalmente el ingreso al país de vuelos procedentes de China.

Agregó que China, donde el coronavirus se sigue propagando, "todavía no tienen la situación bajo control".

La situación en relación con el coronavirus es "dinámica", declaró, ya que no sé conoce de manera concluyente su naturaleza ni existen todavía terapias o vacunas.

Por otra parte, confirmó que dos de los ciudadanos alemanes repatriados de Wuhan, epicentro del brote de coronavirus, y aislados desde anoche en un cuartel de las fuerzas armadas en Germersheim, en el oeste del país, dieron positivo, por lo que fueron trasladados a un hospital de Fráncfort.

El avión aterrizó ayer por la tarde en el aeropuerto de Fráncfort con 124 pasajeros a bordo procedente de Wuhan vía Helsinki, cien de ellos alemanes.

Once personas fueron trasladadas a un hospital de Fráncfort, una de ellas por sospecha de contagio, que finalmente no se ha confirmado, y otras diez por otras razones médicas no vinculadas con el coronavirus.

Los 113 evacuados restantes, dos de ellos los ahora hospitalizados por dar positivo, fueron llevados en autobuses al cuartel de Germersheim para pasar en cuarentena los catorce días considerados el período de incubación.

Berlín.- El ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, declaró hoy que los estados que integran el G7, el grupo de los países más industrializados, tienen previsto hablar sobre una respuesta coordinada al coronavirus.

En una rueda de prensa para informar sobre la situación en Alemania, donde ya hay diez casos confirmados, el ministro dijo haber hablado ayer con teléfono con su homólogo estadounidense para hacer una evaluación conjunta.

Spahn precisó que ambos coincidieron en la necesidad de celebrar una teleconferencia de ministros del G7 -Alemania, Estados Unidos, Canadá, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido- para coordinar una respuesta común.

"No tiene sentido si un país toma medidas por sí solo, menos aún en Europa", dijo.

Foto: AFP

Asimismo señaló que está en contacto con los socios europeos y las autoridades regionales con el fin de estudiar qué medidas tomar, sobre todo en vista a la decisión del Gobierno estadounidense de prohibir temporalmente el ingreso al país de vuelos procedentes de China.

Agregó que China, donde el coronavirus se sigue propagando, "todavía no tienen la situación bajo control".

La situación en relación con el coronavirus es "dinámica", declaró, ya que no sé conoce de manera concluyente su naturaleza ni existen todavía terapias o vacunas.

Por otra parte, confirmó que dos de los ciudadanos alemanes repatriados de Wuhan, epicentro del brote de coronavirus, y aislados desde anoche en un cuartel de las fuerzas armadas en Germersheim, en el oeste del país, dieron positivo, por lo que fueron trasladados a un hospital de Fráncfort.

El avión aterrizó ayer por la tarde en el aeropuerto de Fráncfort con 124 pasajeros a bordo procedente de Wuhan vía Helsinki, cien de ellos alemanes.

Once personas fueron trasladadas a un hospital de Fráncfort, una de ellas por sospecha de contagio, que finalmente no se ha confirmado, y otras diez por otras razones médicas no vinculadas con el coronavirus.

Los 113 evacuados restantes, dos de ellos los ahora hospitalizados por dar positivo, fueron llevados en autobuses al cuartel de Germersheim para pasar en cuarentena los catorce días considerados el período de incubación.