/ jueves 16 de junio de 2022

Macron acusa por crímenes de guerra tras visitar la ciudad de Irpin

El presidente francés, Emmanuel Macron, sostuvo que en Irpin se pueden ver los estigmas de la barbarie en la invasión rusa contra Ucrania

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, acusó este jueves a Rusia de cometer crímenes de guerra en Ucrania luego de visitar la ciudad de Irpin, uno de los primeros focos en la embestida de Moscú contra la antigua república soviética.

Frente a varios medios de su país, Macron dijo haber visto los estigmas de la barbarie en la destrucción de esta ciudad ucraniana.

Recordó que el Ejército ruso en esta guerra ha ocupado también "otras ciudades en las que se perpetraron masacres. Hemos visto las primeras trazas de lo que son crímenes de guerra".

Puso el acento en que su país está ya cooperando con Ucrania, con el envío de gendarmes, forenses y expertos para que se puedan juzgar los crímenes de guerra.

El presidente francés había llegado a primera hora de la mañana a Kiev en un tren en el que también iban el canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro italiano, Mario Draghi. Poco después, en otro tren llegó el presidente rumano, Klaud Iohannis.

Los cuatro dirigentes europeos se desplazaron a Irpin para una visita guiada por el ministro ucraniano del Desarrollo Territorial, Oleksiy Chernyshov, que les precisó el alcance de la destrucción y los planes de reconstrucción.

Scholz declaró que en Irpin "han muerto civiles inocentes, se han destruido casas, se ha destruido una ciudad sin infraestructuras militares. Esto demuestra la brutalidad de la guerra de agresión rusa y hay que tenerlo en cuenta en las decisiones que tomemos".

Explicó que "es una guerra terrible impulsada por Rusia sin consideración para las vidas humanas. Hay que ponerle fin y todas las actividades que emprendemos van encaminadas a esto: la ayuda, las sanciones contra Rusia y el apoyo a los ciudadanos de Ucrania para reconstruir el país".

Macron aseguró que se va a prestar ayuda a Ucrania bajo todas las formas, empezando con un apoyo político que es lo que han querido manifestar los cuatro líderes.

Se trataba, añadió, de "darnos cuenta de lo ocurrido, para manifestar nuestro respeto y nuestra admiración por el valor de los ucranianos y de las ucranianas y para hablar con el presidente (Volodímir) Zelenski".

Una alusión al encuentro que tienen programado los cinco en Kiev, antes de comparecer a primera hora de la tarde ante los medios.

Preguntado sobre los reproches de las autoridades ucranianas por las supuestas concesiones que estaría dispuesto a hacer a Rusia, Macron rechazó entrar en esa polémica.

"He sido siempre constante. Francia está junto a Ucrania desde el primer día y el presidente Zelenski siempre ha querido discutir con el presidente Putin. Ucrania tiene que resistir y nosotros estamos del lado de los ucranianos sin ambigüedades. Y vamos a continuar", subrayó.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, acusó este jueves a Rusia de cometer crímenes de guerra en Ucrania luego de visitar la ciudad de Irpin, uno de los primeros focos en la embestida de Moscú contra la antigua república soviética.

Frente a varios medios de su país, Macron dijo haber visto los estigmas de la barbarie en la destrucción de esta ciudad ucraniana.

Recordó que el Ejército ruso en esta guerra ha ocupado también "otras ciudades en las que se perpetraron masacres. Hemos visto las primeras trazas de lo que son crímenes de guerra".

Puso el acento en que su país está ya cooperando con Ucrania, con el envío de gendarmes, forenses y expertos para que se puedan juzgar los crímenes de guerra.

El presidente francés había llegado a primera hora de la mañana a Kiev en un tren en el que también iban el canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro italiano, Mario Draghi. Poco después, en otro tren llegó el presidente rumano, Klaud Iohannis.

Los cuatro dirigentes europeos se desplazaron a Irpin para una visita guiada por el ministro ucraniano del Desarrollo Territorial, Oleksiy Chernyshov, que les precisó el alcance de la destrucción y los planes de reconstrucción.

Scholz declaró que en Irpin "han muerto civiles inocentes, se han destruido casas, se ha destruido una ciudad sin infraestructuras militares. Esto demuestra la brutalidad de la guerra de agresión rusa y hay que tenerlo en cuenta en las decisiones que tomemos".

Explicó que "es una guerra terrible impulsada por Rusia sin consideración para las vidas humanas. Hay que ponerle fin y todas las actividades que emprendemos van encaminadas a esto: la ayuda, las sanciones contra Rusia y el apoyo a los ciudadanos de Ucrania para reconstruir el país".

Macron aseguró que se va a prestar ayuda a Ucrania bajo todas las formas, empezando con un apoyo político que es lo que han querido manifestar los cuatro líderes.

Se trataba, añadió, de "darnos cuenta de lo ocurrido, para manifestar nuestro respeto y nuestra admiración por el valor de los ucranianos y de las ucranianas y para hablar con el presidente (Volodímir) Zelenski".

Una alusión al encuentro que tienen programado los cinco en Kiev, antes de comparecer a primera hora de la tarde ante los medios.

Preguntado sobre los reproches de las autoridades ucranianas por las supuestas concesiones que estaría dispuesto a hacer a Rusia, Macron rechazó entrar en esa polémica.

"He sido siempre constante. Francia está junto a Ucrania desde el primer día y el presidente Zelenski siempre ha querido discutir con el presidente Putin. Ucrania tiene que resistir y nosotros estamos del lado de los ucranianos sin ambigüedades. Y vamos a continuar", subrayó.

Policiaca

Detienen a exjugador de los Pumas y tres cómplices de la organización criminal de "El Rorro"

Los cuatro presuntos integrantes se dedicaban al narcomenudeo y operaban en Coyoacán y Tlalpan

Archivos Secretos

La tamalera de la Portales: Mató y descuartizó a su esposo, su cabeza la guardó en un bote

María Trinidad Ramírez Poblano confesó haber asesinado, desmembrado y encostalado a su marido Pablo Díaz Ramírez, ya que estaba cansada de que éste maltrataba a los hijos de ella