/ lunes 31 de mayo de 2021

Confirman autoridades de Nigeria secuestro masivo en escuela privada musulmana

De manera preliminar se informó sobre la liberación de once niños, de los cerca de 200 que permanecían en el plantel educativo  

La oleada de secuestros masivos de escolares continúa en Nigeria, donde un gran número de niños fueron raptados el domingo por decenas de hombre armados en una escuela privada musulmana en el centro-norte del país.

El número exacto de niños capturados aún no estaba claro el lunes por la mañana, pero unos 200 se encontraban en la escuela Salihu Tanko, en el estado de Níger, en el momento del ataque, el domingo por la tarde.

Muchos lograron escapar, pero los delincuentes "se llevaron a más de 100 estudiantes, antes de dejar a los que consideraban demasiado pequeños, los que tenían entre cuatro y 12 años", dijo a la AFP un responsable de la escuela que no quiso identificarse.

Las autoridades locales confirmaron el secuestro en Twitter el domingo por la noche aunque dijeron que el número de rehenes era "todavía incierto".

Los plagiarios "liberaron a 11 niños, demasiado pequeños para caminar", dijeron las autoridades, que denunciaron el "desafortunado" suceso y el aumento de los secuestros para pedir rescates en el centro y el norte de Nigeria.

El gobernador local, Sani Bello, ordenó "a los organismos de seguridad que devuelvan a los niños lo antes posible".

Un portavoz de la policía, Wasiu Abiodun, dijo que los atacantes llegaron en motocicleta, comenzaron a disparar, mataron a un residente e hirieron a otro y luego secuestran a los niños.

SERIE NEGRA

Este nuevo secuestro se produce un día después de la liberación de 14 estudiantes en el estado de Kaduna (norte), tras 40 días detenidos.

Cinco fueron ejecutados por sus captores para presionar a las familias y obligar al gobierno a pagar un rescate.

Las familias, citadas por la prensa local, dijeron haber pagado 180 millones de nairas (435.000 dólares) para recuperar a sus hijos.

Estas bandas armadas aterrorizan a la población del centro-oeste y noroeste de Nigeria, saqueando aldeas, robando ganado y realizando secuestros masivos para pedir rescates.

Desde hace varios meses, llevan a cabo principalmente secuestros masivos dirigidos a las escuelas y 730 niños y adolescentes ya fueron capturados desde diciembre de 2020.

Varios de estos raptos tuvieron resonancia mundial, especialmente en febrero, cuando 279 niñas adolescentes de entre 12 y 16 años fueron plagiadas y liberadas cinco días después en el estado de Zamfara, en el noroeste de Nigeria.

La ola de secuestros comenzó en diciembre con la captura de 344 niños en su internado de Kankara, en el norte de Nigeria. Fueron liberados después de una semana, tras negociaciones.

ABANDONO ESCOLAR

El aumento de los secuestros hace temer que suban las tasas de abandono escolar, sobre todo entre las niñas, en estas regiones pobres y rurales que ya tienen la mayor tasa de niños no escolarizados del país. En respuesta a estos delitos, muchos estados han decidido cerrar temporalmente los internados.

Nigeria lleva décadas sufriendo secuestros, primero con hombres ricos e influyentes como objetivo. Pero en los últimos años los sufren los más pobres, con bandas armadas que lanzan ataques en las principales carreteras.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

A principios de mayo, cientos de personas bloquearon una autopista a las afueras de Abuya para protestar contra el aumento de raptos en las afueras de la capital federal.

El principal objetivo de las bandas es el dinero, pero algunas han jurado lealtad a grupos yihadistas del noreste de Nigeria, a cientos de kilómetros de distancia.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

La oleada de secuestros masivos de escolares continúa en Nigeria, donde un gran número de niños fueron raptados el domingo por decenas de hombre armados en una escuela privada musulmana en el centro-norte del país.

El número exacto de niños capturados aún no estaba claro el lunes por la mañana, pero unos 200 se encontraban en la escuela Salihu Tanko, en el estado de Níger, en el momento del ataque, el domingo por la tarde.

Muchos lograron escapar, pero los delincuentes "se llevaron a más de 100 estudiantes, antes de dejar a los que consideraban demasiado pequeños, los que tenían entre cuatro y 12 años", dijo a la AFP un responsable de la escuela que no quiso identificarse.

Las autoridades locales confirmaron el secuestro en Twitter el domingo por la noche aunque dijeron que el número de rehenes era "todavía incierto".

Los plagiarios "liberaron a 11 niños, demasiado pequeños para caminar", dijeron las autoridades, que denunciaron el "desafortunado" suceso y el aumento de los secuestros para pedir rescates en el centro y el norte de Nigeria.

El gobernador local, Sani Bello, ordenó "a los organismos de seguridad que devuelvan a los niños lo antes posible".

Un portavoz de la policía, Wasiu Abiodun, dijo que los atacantes llegaron en motocicleta, comenzaron a disparar, mataron a un residente e hirieron a otro y luego secuestran a los niños.

SERIE NEGRA

Este nuevo secuestro se produce un día después de la liberación de 14 estudiantes en el estado de Kaduna (norte), tras 40 días detenidos.

Cinco fueron ejecutados por sus captores para presionar a las familias y obligar al gobierno a pagar un rescate.

Las familias, citadas por la prensa local, dijeron haber pagado 180 millones de nairas (435.000 dólares) para recuperar a sus hijos.

Estas bandas armadas aterrorizan a la población del centro-oeste y noroeste de Nigeria, saqueando aldeas, robando ganado y realizando secuestros masivos para pedir rescates.

Desde hace varios meses, llevan a cabo principalmente secuestros masivos dirigidos a las escuelas y 730 niños y adolescentes ya fueron capturados desde diciembre de 2020.

Varios de estos raptos tuvieron resonancia mundial, especialmente en febrero, cuando 279 niñas adolescentes de entre 12 y 16 años fueron plagiadas y liberadas cinco días después en el estado de Zamfara, en el noroeste de Nigeria.

La ola de secuestros comenzó en diciembre con la captura de 344 niños en su internado de Kankara, en el norte de Nigeria. Fueron liberados después de una semana, tras negociaciones.

ABANDONO ESCOLAR

El aumento de los secuestros hace temer que suban las tasas de abandono escolar, sobre todo entre las niñas, en estas regiones pobres y rurales que ya tienen la mayor tasa de niños no escolarizados del país. En respuesta a estos delitos, muchos estados han decidido cerrar temporalmente los internados.

Nigeria lleva décadas sufriendo secuestros, primero con hombres ricos e influyentes como objetivo. Pero en los últimos años los sufren los más pobres, con bandas armadas que lanzan ataques en las principales carreteras.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

A principios de mayo, cientos de personas bloquearon una autopista a las afueras de Abuya para protestar contra el aumento de raptos en las afueras de la capital federal.

El principal objetivo de las bandas es el dinero, pero algunas han jurado lealtad a grupos yihadistas del noreste de Nigeria, a cientos de kilómetros de distancia.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Gossip

Un clásico que cumple medio siglo

En mayo de 1972, los Rolling Stones lanzaron su décimo álbum Exile on Main St., que se considera un hito de la música contemporánea, y uno de los mejores trabajos de la banda

Doble Vía

Robots pueden hablar por ti después de muerto

Deadbot se llama un chatbot que puede replicar nuestra personalidad, lo cual abre un debate sobre las implicaciones éticas de este tipo de suplantación tecnológica

Finanzas

JETZ: Una vuelta de tuerca al taller mecánico

Esta plataforma de servicio bajo demanda surte de autopartes con envío a domicilio a talleres mecánicos en menos de 90 minutos

Sociedad

Más de 48 mil docentes cambiaron de trabajo en el último ciclo escolar

Los maestros de educación básica piden licencia para ser chóferes de Uber, vendedores ambulantes y hasta para emigrar a EU

Cultura

Cuestionario Proust: Fratta, músico y compositor

El artista méxico-guatemalteco hace un pop fino en el que fusiona elementos del funk, el soul, el jazz y la world music en canciones que crean imágenes y espacios oníricos