/ lunes 1 de noviembre de 2021

Abordan crisis climática en la COP26, pero sin compromisos reales

Presentan tímidos pactos como limitar a 1.5 °C el calentamiento del planeta y recursos a países pobres

ROMA. Los líderes del Grupo de las 20 principales economías mundiales acordaron el domingo una declaración final que insta a una acción “significativa y efectiva” para limitar el calentamiento global, pero ofrecieron pocos compromisos concretos, lo que irritó a activistas climáticos.

El resultado de días de duras negociaciones entre diplomáticos deja un enorme trabajo por hacer a la cumbre climática de Naciones Unidas en Escocia, hacia donde volará directamente la mayoría de líderes del G20 desde Roma.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo a periodistas que estaba decepcionado de que no se hubiera podido hacer más y culpó a China y Rusia por no llevar propuestas a la mesa.

Aunque el G20 se comprometió a dejar de financiar la energía del carbón en el extranjero, no estableció un calendario para eliminarlo gradualmente a nivel local y suavizó la redacción de la promesa de reducir las emisiones de metano, otro potente gas de efecto invernadero.

Tampoco fijó una fecha para eliminar gradualmente los subsidios a los combustibles fósiles, diciendo que se esforzarán por hacerlo “a mediano plazo”.

Las 20 naciones más desarrolladas reafirmaron también el compromiso, hasta ahora incumplido, de movilizar 100 mil millones de dólares para los costes de adaptación al cambio climático en los países en desarrollo. México exigió durante la cumbre que los países ricos cumplan con sus compromisos de financiación para que los países en desarrollo puedan combatir la crisis climática.

Sin embargo, el primer ministro italiano, Mario Draghi, quien presidió la cumbre, elogió el acuerdo final, asegurando que por primera vez todos los estados miembros habían concordado sobre la importancia de limitar el calentamiento global al nivel de 1.5 grados que es vital para evitar un desastre.

El bloque del G20, que incluye a países como Brasil, China, India, Alemania y Estados Unidos, representa aproximadamente el 80 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

El umbral de 1.5°C es lo que los expertos de la ONU dicen que debe cumplirse para evitar una aceleración dramática de eventos climáticos extremos como sequías, tormentas e inundaciones, y para alcanzarlo recomiendan que se alcancen cero emisiones netas para 2050. Lo que está en juego es enorme, entre lo que destaca la supervivencia misma de los países de baja altitud, el impacto sobre los medios de vida económicos en el mundo y la estabilidad del sistema financiero global.

El documento final dice que los planes nacionales actuales sobre cómo frenar las emisiones deberán fortalecerse “si es necesario” y no hace una referencia específica al 2050 como fecha para lograr emisiones cero netas de carbono.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, aseguró que la declaración final de la cumbre deja “insatisfechas” sus expectativas en la lucha contra el cambio climático, aunque no “enterradas”.

Mientras que la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, instó a los líderes mundiales a mostrar políticas más ambiciosas, y calificó al cambio climático como una “grave amenaza para la estabilidad macroeconómica y financiera”.

Los líderes solo reconocieron “la relevancia clave” de detener las emisiones netas “para mediados de siglo o alrededor de esa fecha”. Esto eliminó la fecha de 2050 vista en versiones anteriores del comunicado final lo que hace que el objetivo sea menos específico.

China, el mayor emisor de carbono del mundo, ha fijado una fecha objetivo de 2060, y otros grandes contaminantes como India y Rusia tampoco se han comprometido con la fecha objetivo de 2050.

Los expertos de la ONU dicen que incluso si los planes nacionales actuales se implementan por completo, el mundo se encamina hacia un calentamiento global de 2.7 °C, con consecuencias catastróficas.



ESCUCHA EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

ROMA. Los líderes del Grupo de las 20 principales economías mundiales acordaron el domingo una declaración final que insta a una acción “significativa y efectiva” para limitar el calentamiento global, pero ofrecieron pocos compromisos concretos, lo que irritó a activistas climáticos.

El resultado de días de duras negociaciones entre diplomáticos deja un enorme trabajo por hacer a la cumbre climática de Naciones Unidas en Escocia, hacia donde volará directamente la mayoría de líderes del G20 desde Roma.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo a periodistas que estaba decepcionado de que no se hubiera podido hacer más y culpó a China y Rusia por no llevar propuestas a la mesa.

Aunque el G20 se comprometió a dejar de financiar la energía del carbón en el extranjero, no estableció un calendario para eliminarlo gradualmente a nivel local y suavizó la redacción de la promesa de reducir las emisiones de metano, otro potente gas de efecto invernadero.

Tampoco fijó una fecha para eliminar gradualmente los subsidios a los combustibles fósiles, diciendo que se esforzarán por hacerlo “a mediano plazo”.

Las 20 naciones más desarrolladas reafirmaron también el compromiso, hasta ahora incumplido, de movilizar 100 mil millones de dólares para los costes de adaptación al cambio climático en los países en desarrollo. México exigió durante la cumbre que los países ricos cumplan con sus compromisos de financiación para que los países en desarrollo puedan combatir la crisis climática.

Sin embargo, el primer ministro italiano, Mario Draghi, quien presidió la cumbre, elogió el acuerdo final, asegurando que por primera vez todos los estados miembros habían concordado sobre la importancia de limitar el calentamiento global al nivel de 1.5 grados que es vital para evitar un desastre.

El bloque del G20, que incluye a países como Brasil, China, India, Alemania y Estados Unidos, representa aproximadamente el 80 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

El umbral de 1.5°C es lo que los expertos de la ONU dicen que debe cumplirse para evitar una aceleración dramática de eventos climáticos extremos como sequías, tormentas e inundaciones, y para alcanzarlo recomiendan que se alcancen cero emisiones netas para 2050. Lo que está en juego es enorme, entre lo que destaca la supervivencia misma de los países de baja altitud, el impacto sobre los medios de vida económicos en el mundo y la estabilidad del sistema financiero global.

El documento final dice que los planes nacionales actuales sobre cómo frenar las emisiones deberán fortalecerse “si es necesario” y no hace una referencia específica al 2050 como fecha para lograr emisiones cero netas de carbono.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, aseguró que la declaración final de la cumbre deja “insatisfechas” sus expectativas en la lucha contra el cambio climático, aunque no “enterradas”.

Mientras que la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, instó a los líderes mundiales a mostrar políticas más ambiciosas, y calificó al cambio climático como una “grave amenaza para la estabilidad macroeconómica y financiera”.

Los líderes solo reconocieron “la relevancia clave” de detener las emisiones netas “para mediados de siglo o alrededor de esa fecha”. Esto eliminó la fecha de 2050 vista en versiones anteriores del comunicado final lo que hace que el objetivo sea menos específico.

China, el mayor emisor de carbono del mundo, ha fijado una fecha objetivo de 2060, y otros grandes contaminantes como India y Rusia tampoco se han comprometido con la fecha objetivo de 2050.

Los expertos de la ONU dicen que incluso si los planes nacionales actuales se implementan por completo, el mundo se encamina hacia un calentamiento global de 2.7 °C, con consecuencias catastróficas.



ESCUCHA EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Policiaca

Detienen a un presunto agresor de balacera en Azcapotzalco

El hombre aún no identificado se le encontró entre su vestimenta un arma tipo escuadra y 12 proyectiles

República

Asesinan en Temixco a la activista Ana Luisa Garduño

Ana Luisa fundó la Asociación Civil 'Ana Karen Vive' y brindaba acompañamiento a víctimas del delito

Policiaca

Volcadura de tráiler causa caos en carriles de Periférico Norte

Al lugar arribaron servicios de emergencia para retirar la carga de la caja.

Sociedad

Familiares de Ana Luisa Garduño dan último adiós a la activista

Su familia agradeció a todos los colectivos, asociaciones civiles, abogados y autoridades locales el apoyo que les han brindado

Sociedad

Emiten medida cautelar por riña en el Cereso de Colima

CDH Colima pidió a las autoridades que se brinde todo tipo de atención médica a los heridos de manera integral

Policiaca

Detienen a un presunto agresor de balacera en Azcapotzalco

El hombre aún no identificado se le encontró entre su vestimenta un arma tipo escuadra y 12 proyectiles

Literatura

Pero… ¿quién entiende a Ulises?

Junto con la Biblia y El Quijote, es quizá el libro que más personas dicen haber leído sin haber pasado de las primeras páginas

Literatura

James Joyce era un autor cómico

James Joyce, de cuya novela Ulises se cumple este año el centenario de su publicación