/ viernes 17 de julio de 2020

World Vision respalda a la ONU a recaudar más de 10 mdd para emergencia por COVID-19

La ONG hace el llamado para obtener fondos que permitan llevar asistencia humanitaria a los contextos de mayor riesgo, especialmente donde los niños y niñas ya están enfrentando condiciones de fragilidad aún antes de la pandemia

World Vision Latinoamérica trabaja en 15 naciones de la región, brindando ayuda humanitaria para paliar el hambre y los riesgos de salud que ya tienen millones de niños y niñas y sus familias a raíz del desenfreno y la desaceleración de la economía. Asimismo, se enfoca en prevenir la violencia doméstica contra la niñez que ha despreciado de manera alarmante en el marco del confinamiento, precisó Joao Diniz, Líder Regional de la organización.

Isabel Gomes, Directora Global de Operaciones Humanitarias para Visión Mundial consideró: “nuestra investigación reveló que 30 millones de niños y niñas están en riesgo de enfermar o morir, y hasta 85 millones de niñas y niños están afectados a la violencia, debido a los impactos secundarios de la pandemia.

Enfrentamos predicciones preocupantes de hambruna debido al impacto económico del COVID-19, que golpeó a 110 millones de niños y niñas que sufrieron hambre ”.

“Se estima que el costo de proteger al 10% más pobre de la población global de los peores efectos de la pandemia es de US $ 90,000 millones –menos del 10% del paquete de estímulos que los países más ricos (G-20) han implementado para proteger a sus propias amenazas-. Los líderes de esas naciones deben incluir a los países en esas personas. El virus no tiene límites ”, parámetros Gomes.

World Vision ha expresado su preocupación por escasa asignación de fondos del PGRH a ONGs. Se estima que solo 5% de esos recursos han llegado a las ONGs que son las que tuvieron el trabajo en terreno, alcanzando las poblaciones afectadas.

“La transparencia en los flujos de fondos y las ONG continúan siendo una preocupación. A pesar de los avances logrados, el PGRH muestra brechas en el acceso equitativo a recursos, especialmente para ONGs y organizaciones locales ”, dijo Gomes.

“El coronavirus amenaza con devastar en las familias en los países más pobres. Sin acción, veremos un incremento en la pobreza y la mortalidad infantil a niveles de hace 30 años. Los países más ricos no pueden permanecer sin hacer nada, teniendo los medios para prevenir esta situación. "Llamamos a los líderes mundiales a apoyar el apoyo a los países que están en riesgo de colapsar".

World Vision desarrolla la mayor respuesta humanitaria en su historia, trabajando al lado de gobiernos, sociedad civil y organismos de Naciones Unidas para combatir el contacto del COVID-19 en más de 70 países. Globalmente, ha obtenido 43,8 millones de personas.

World Vision Latinoamérica trabaja en 15 naciones de la región, brindando ayuda humanitaria para paliar el hambre y los riesgos de salud que ya tienen millones de niños y niñas y sus familias a raíz del desenfreno y la desaceleración de la economía. Asimismo, se enfoca en prevenir la violencia doméstica contra la niñez que ha despreciado de manera alarmante en el marco del confinamiento, precisó Joao Diniz, Líder Regional de la organización.

Isabel Gomes, Directora Global de Operaciones Humanitarias para Visión Mundial consideró: “nuestra investigación reveló que 30 millones de niños y niñas están en riesgo de enfermar o morir, y hasta 85 millones de niñas y niños están afectados a la violencia, debido a los impactos secundarios de la pandemia.

Enfrentamos predicciones preocupantes de hambruna debido al impacto económico del COVID-19, que golpeó a 110 millones de niños y niñas que sufrieron hambre ”.

“Se estima que el costo de proteger al 10% más pobre de la población global de los peores efectos de la pandemia es de US $ 90,000 millones –menos del 10% del paquete de estímulos que los países más ricos (G-20) han implementado para proteger a sus propias amenazas-. Los líderes de esas naciones deben incluir a los países en esas personas. El virus no tiene límites ”, parámetros Gomes.

World Vision ha expresado su preocupación por escasa asignación de fondos del PGRH a ONGs. Se estima que solo 5% de esos recursos han llegado a las ONGs que son las que tuvieron el trabajo en terreno, alcanzando las poblaciones afectadas.

“La transparencia en los flujos de fondos y las ONG continúan siendo una preocupación. A pesar de los avances logrados, el PGRH muestra brechas en el acceso equitativo a recursos, especialmente para ONGs y organizaciones locales ”, dijo Gomes.

“El coronavirus amenaza con devastar en las familias en los países más pobres. Sin acción, veremos un incremento en la pobreza y la mortalidad infantil a niveles de hace 30 años. Los países más ricos no pueden permanecer sin hacer nada, teniendo los medios para prevenir esta situación. "Llamamos a los líderes mundiales a apoyar el apoyo a los países que están en riesgo de colapsar".

World Vision desarrolla la mayor respuesta humanitaria en su historia, trabajando al lado de gobiernos, sociedad civil y organismos de Naciones Unidas para combatir el contacto del COVID-19 en más de 70 países. Globalmente, ha obtenido 43,8 millones de personas.