/ martes 16 de junio de 2020

Víctimas de secuestro aumentan en 4.5% en mayo: Alto al Secuestro

La organización detalló que en mayo hubo una disminución de 21.2% en las carpetas de investigación abiertas por este delito

La organización Alto al Secuestro dio a conocer que en el mes de mayo hubo una disminución de 21.2 por ciento en las carpetas de investigación abiertas por el delito de secuestro. En el mes de mayo hubo 78 carpetas, en comparación con las 99 del pasado mes de abril.

Además, se registró un incremento del 4.5 por ciento en número de víctimas que sufrieron este delito, ya que durante mayo hubo 116 víctimas mientras que en abril fueron 111.

La organización indicó que también se registró una dimensión del 29.6 por ciento en el número de detenidos relacionados al delito de secuestro, debido a que en mayo fueron detenidas 88 personas por este delito mientras que en abril fueron detenidos 125 presuntos responsables.

Alto Al Secuestro indicó que “la realidad supera al discurso, no nos confundamos, el secuestro es un delito que no distingue clases sociales, edad, género u ocupación, ya que “los cientos de víctimas que sufren este delito cada año pueden confirmar que no es exclusivo de ricos o pobres”.

“Si bien es cierto, que hasta hace algunos años el secuestro era un delito orientado hacia la clase alta y los grandes empresarios, hoy lo sufren primordialmente los trabajadores, asalariados, estudiantes y comerciantes informales, debido a que los delincuentes obtienen una menor cantidad de dinero pero en un tiempo mucho más corto”, externó.

Recordó que ayer fue liberado un General del Ejército Mexicano que fue secuestrado en Puebla, ello es una muestra más que los delincuentes no distinguen ninguna condición.

En el corte estadístico de secuestros al mes de mayo de 2020, hay una disminución en el número de carpetas de investigación pero un incremento en el número de víctimas de este delito, en virtud de dos secuestros masivos, uno ocurrido en la Ciudad de México y otro en Nayarit.

“Estas cifras seguramente siguen siendo consecuencia del aislamiento de la población ante el incesante incremento de contagios de coronavirus. Sin embargo, la falta de articulación de una estrategia eficaz contra este delito puede llevarnos de regreso a una “nueva normalidad” mucho más violenta”, puntualizó la organización.

La organización Alto al Secuestro dio a conocer que en el mes de mayo hubo una disminución de 21.2 por ciento en las carpetas de investigación abiertas por el delito de secuestro. En el mes de mayo hubo 78 carpetas, en comparación con las 99 del pasado mes de abril.

Además, se registró un incremento del 4.5 por ciento en número de víctimas que sufrieron este delito, ya que durante mayo hubo 116 víctimas mientras que en abril fueron 111.

La organización indicó que también se registró una dimensión del 29.6 por ciento en el número de detenidos relacionados al delito de secuestro, debido a que en mayo fueron detenidas 88 personas por este delito mientras que en abril fueron detenidos 125 presuntos responsables.

Alto Al Secuestro indicó que “la realidad supera al discurso, no nos confundamos, el secuestro es un delito que no distingue clases sociales, edad, género u ocupación, ya que “los cientos de víctimas que sufren este delito cada año pueden confirmar que no es exclusivo de ricos o pobres”.

“Si bien es cierto, que hasta hace algunos años el secuestro era un delito orientado hacia la clase alta y los grandes empresarios, hoy lo sufren primordialmente los trabajadores, asalariados, estudiantes y comerciantes informales, debido a que los delincuentes obtienen una menor cantidad de dinero pero en un tiempo mucho más corto”, externó.

Recordó que ayer fue liberado un General del Ejército Mexicano que fue secuestrado en Puebla, ello es una muestra más que los delincuentes no distinguen ninguna condición.

En el corte estadístico de secuestros al mes de mayo de 2020, hay una disminución en el número de carpetas de investigación pero un incremento en el número de víctimas de este delito, en virtud de dos secuestros masivos, uno ocurrido en la Ciudad de México y otro en Nayarit.

“Estas cifras seguramente siguen siendo consecuencia del aislamiento de la población ante el incesante incremento de contagios de coronavirus. Sin embargo, la falta de articulación de una estrategia eficaz contra este delito puede llevarnos de regreso a una “nueva normalidad” mucho más violenta”, puntualizó la organización.

Policiaca

Aumentó en 10.2 % la violencia familiar en la CDMX: Godoy

Godoy señaló que muchas víctimas prefieren no denunciar o no seguir con la investigación penal