/ domingo 1 de diciembre de 2019

Si paga bacalao, que le den ese, no otro pescado y caro

Revelan que 31% de las amas de casa pagan por especies que podrían salir más baratas

Aunque todo el año es posible encontrar bacalao en restaurantes o pescaderías, es en diciembre cuando se convierte en uno de los platillos de mayor demanda en mercados, supermercados, pescaderías o restaurantes; sin embargo, una agrupación defensora de los mares ha desenmascarado a comerciantes, al descubrir que venden otras especies y las hacen pasar por este delicioso manjar.

Renata Terrazas, directora de campañas de transparencia en OCEANA, visitó La Prensa con el producto real y una sustitución, y al tener a la vista no hay diferencia mayor, con la salvedad que el producto que en realizad es bacalao tiene una etiqueta con las letras MSC, que garantiza la especie que se paga.

Para sustentar su estudio, este organismo defensor de la conservación de los mares acudió a diferentes negociaciones entre restaurantes, pescaderías y supermercados, compró el producto procesado, es decir ya en una torta, o bien congelado y lo sometió a un estudio de ADN.

Lo que encontró fue que en al menos 31.5 por ciento no le dieron bacalao, aunque le cobraron el precio promedio que es de hasta 299 pesos por kilo

Renata Terrazas comentó que incluso en una pescadería, que debe ser un lugar de mucha confianza por el manejo que hacen de especies, hallaron que le sustituyeron el bacalao por otras especies en hasta 55 por ciento de ocasiones.

En los restaurantes 40 por ciento no fue Bacalao y en el supermercado 4.5 por ciento de ocasiones fue otro pescado el que compraron, al precio de bacalao.

Entre las especies que recibieron: tilapia, raya y tiburón.

Esto ocasiona que una persona no decida libremente qué pescado quiere comer, además es obligada a pagar precios exorbitantes, cuando podría ahorrar unos pesos, porque decidiría comprar marlín, sierra, mero, robalo y huachinango para cocinarlos a la vizcaína, sin pagar tanto dinero.

Esto sin contar que algunas especies están es riesgo, las que están amenazas son: cazón mamón, tiburón toro, tiburón coralino, las que están en vulnerabilidad son el tiburón de puntas negras, tiburón zorro y tiburón sedoso, en tanto que el tiburón martillo está en serio peligro de extinción, pero son pescados para, en muchas ocasiones, ser vendidos como bacalao.

Cabe señalar que OCEANA es la mayor organización internacional centrada en la conservación de los océanos.

ADM

Aunque todo el año es posible encontrar bacalao en restaurantes o pescaderías, es en diciembre cuando se convierte en uno de los platillos de mayor demanda en mercados, supermercados, pescaderías o restaurantes; sin embargo, una agrupación defensora de los mares ha desenmascarado a comerciantes, al descubrir que venden otras especies y las hacen pasar por este delicioso manjar.

Renata Terrazas, directora de campañas de transparencia en OCEANA, visitó La Prensa con el producto real y una sustitución, y al tener a la vista no hay diferencia mayor, con la salvedad que el producto que en realizad es bacalao tiene una etiqueta con las letras MSC, que garantiza la especie que se paga.

Para sustentar su estudio, este organismo defensor de la conservación de los mares acudió a diferentes negociaciones entre restaurantes, pescaderías y supermercados, compró el producto procesado, es decir ya en una torta, o bien congelado y lo sometió a un estudio de ADN.

Lo que encontró fue que en al menos 31.5 por ciento no le dieron bacalao, aunque le cobraron el precio promedio que es de hasta 299 pesos por kilo

Renata Terrazas comentó que incluso en una pescadería, que debe ser un lugar de mucha confianza por el manejo que hacen de especies, hallaron que le sustituyeron el bacalao por otras especies en hasta 55 por ciento de ocasiones.

En los restaurantes 40 por ciento no fue Bacalao y en el supermercado 4.5 por ciento de ocasiones fue otro pescado el que compraron, al precio de bacalao.

Entre las especies que recibieron: tilapia, raya y tiburón.

Esto ocasiona que una persona no decida libremente qué pescado quiere comer, además es obligada a pagar precios exorbitantes, cuando podría ahorrar unos pesos, porque decidiría comprar marlín, sierra, mero, robalo y huachinango para cocinarlos a la vizcaína, sin pagar tanto dinero.

Esto sin contar que algunas especies están es riesgo, las que están amenazas son: cazón mamón, tiburón toro, tiburón coralino, las que están en vulnerabilidad son el tiburón de puntas negras, tiburón zorro y tiburón sedoso, en tanto que el tiburón martillo está en serio peligro de extinción, pero son pescados para, en muchas ocasiones, ser vendidos como bacalao.

Cabe señalar que OCEANA es la mayor organización internacional centrada en la conservación de los océanos.

ADM

Patrulla Mexiquense

Cómplice de fardera impide su detención y apuñala a vigilante en Ecatepec

Elementos de seguridad privada intenta detener a fardera, pero sujeto con arma blanca lo impide

República

Va de compras a Plaza Crystal y no la vuelven a ver

La mujer desapareció junto con sus dos hijos, ambos menores de edad