/ sábado 18 de enero de 2020

Obligatorio acciones para prevenir accidentes de ciclistas

Alertan que la CDMX carece de la infraestructura adecuada para peatones y bicicletas

El grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, promueve un punto de acuerdo en el que demanda que los titulares de los poderes ejecutivos de las entidades federativas, implementen las acciones correspondientes a prevenir los accidentes de ciclistas.

La coordinadora de la diputación federal perredista, Verónica Juárez Piña, destacó que la Ciudad de México carece de la infraestructura adecuada para peatones y bicicletas, pero también falta de educación vial porque los ciclistas no tienen placas que les identifique ante las cámaras de multas, ni se ven obligados a portar una licencia de conducir que les pueda ser retirada en caso de ser necesario.

Indicó que aunque la capital del país tiene nuevo reglamento de tránsito desde el 2015, este no es suficiente debido a que no contempla multas para peatones ni ciclistas, y no obliga el reglamento que señale como no circular por las banquetas o calles peatonales, transitar por carriles exclusivos para transporte público, a menos que haya señalamientos que lo permitan, así como deber circular por las ciclovías o en el carril de extrema derecha.

Expuso que México no tiene una legislación vigente que resuelva la problemática que representan los accidentes de tránsito.

Acotó que es necesario contar con una estrategia integral de seguridad vial a nivel local, la cual debe sumar elementos de regulación y correcta aplicación de la ley, así como impulsar una cultura de movilidad y gestión de la seguridad vial.

Según el Estudio Origen-Destino 2017, coordinado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el país ocupa el noveno lugar mundial en muertes por accidentes de tránsito, incluidos los atropellamientos a peatones; en ese año se reportaron 4 mil 963 accidentes donde un ciclista estuvo involucrado.

Juárez Piña mencionó que el Ranking Ciclociudades evaluó la gestión y desempeño de las políticas públicas de movilidad en bicicleta de 25 ciudades del país, y detalló que de 2015 a 2018, hubo un incremento en la seguridad vial, al pasar de 25% a 41% en esos tres años. Sin embargo, el estudio determina que aún no son suficientes las acciones implementadas para “garantizar la seguridad de quienes usan las calles”.

Mientras, la organización #ManuVive reporta un total de 673 peatones y ciclistas que han muerto atropellados en las calles del país en lo que va del año.

La Ciudad de México encabeza la lista con un total de 49 casos, seguida por el Estado de México con 46, y Guanajuato con 43 muertes.

La Secretaría de Salud y el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA), a su vez, reporta que los accidentes de tránsito le cuestan al país alrededor del 1.7% del PIB, equivalente a 150 mil millones de pesos.

Incluyen pérdida de productividad, daños materiales, así como atención médica y hospitalaria.

Verónica Juárez, mencionó que con las debidas regulaciones y la correcta aplicación de la ley, se puede avanzar para mejorar la cultura de movilidad y evitar más defunciones de ciclistas y peatones.

EGS

El grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, promueve un punto de acuerdo en el que demanda que los titulares de los poderes ejecutivos de las entidades federativas, implementen las acciones correspondientes a prevenir los accidentes de ciclistas.

La coordinadora de la diputación federal perredista, Verónica Juárez Piña, destacó que la Ciudad de México carece de la infraestructura adecuada para peatones y bicicletas, pero también falta de educación vial porque los ciclistas no tienen placas que les identifique ante las cámaras de multas, ni se ven obligados a portar una licencia de conducir que les pueda ser retirada en caso de ser necesario.

Indicó que aunque la capital del país tiene nuevo reglamento de tránsito desde el 2015, este no es suficiente debido a que no contempla multas para peatones ni ciclistas, y no obliga el reglamento que señale como no circular por las banquetas o calles peatonales, transitar por carriles exclusivos para transporte público, a menos que haya señalamientos que lo permitan, así como deber circular por las ciclovías o en el carril de extrema derecha.

Expuso que México no tiene una legislación vigente que resuelva la problemática que representan los accidentes de tránsito.

Acotó que es necesario contar con una estrategia integral de seguridad vial a nivel local, la cual debe sumar elementos de regulación y correcta aplicación de la ley, así como impulsar una cultura de movilidad y gestión de la seguridad vial.

Según el Estudio Origen-Destino 2017, coordinado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el país ocupa el noveno lugar mundial en muertes por accidentes de tránsito, incluidos los atropellamientos a peatones; en ese año se reportaron 4 mil 963 accidentes donde un ciclista estuvo involucrado.

Juárez Piña mencionó que el Ranking Ciclociudades evaluó la gestión y desempeño de las políticas públicas de movilidad en bicicleta de 25 ciudades del país, y detalló que de 2015 a 2018, hubo un incremento en la seguridad vial, al pasar de 25% a 41% en esos tres años. Sin embargo, el estudio determina que aún no son suficientes las acciones implementadas para “garantizar la seguridad de quienes usan las calles”.

Mientras, la organización #ManuVive reporta un total de 673 peatones y ciclistas que han muerto atropellados en las calles del país en lo que va del año.

La Ciudad de México encabeza la lista con un total de 49 casos, seguida por el Estado de México con 46, y Guanajuato con 43 muertes.

La Secretaría de Salud y el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA), a su vez, reporta que los accidentes de tránsito le cuestan al país alrededor del 1.7% del PIB, equivalente a 150 mil millones de pesos.

Incluyen pérdida de productividad, daños materiales, así como atención médica y hospitalaria.

Verónica Juárez, mencionó que con las debidas regulaciones y la correcta aplicación de la ley, se puede avanzar para mejorar la cultura de movilidad y evitar más defunciones de ciclistas y peatones.

EGS